Respuesta violenta a huelga para aumentar sueldo mínimo

06.01.2014

Violentos enfrentamientos y muertes de trabajadores fueron resultado de la huelga nacional de dos semanas declarada en Camboya el pasado 24 de diciembre, en la cual se exigía aumento del salario mínimo, de US$80 a US$160.

La mencionada huelga nacional se había expandido a diversas partes del país, después de conocerse la decisión del gobierno de aumentar sólo en US$15 el salario mínimo actual de US$80. Los trabajadores exigían obtener un sueldo mínimo de US$160.

La situación se tornó violenta a partir del 2 y 3 de enero, después de la detención de grupos de manifestantes y activistas de derechos humanos. Estas acciones dieron por resultado la violenta muerte de cuatro trabajadores y 37 gravemente heridos con armas de fuego por parte de la Policía Real de Camboya contra los manifestantes y trabajadores en huelga.

A continuación, se conoció una serie de órdenes de arresto contra los dirigentes sindicales que apoyaban las huelgas, incluyendo dirigentes de los sindicatos afiliados a IndustriALL Global Union.

Jyrki Raina, Secretario General de IndustriALL, ha criticado enérgicamente el uso de violencia y la persecución de que han sido víctimas los representantes sindicales de Camboya:

¡Es totalmente inaceptable que se asesine y lesione a los trabajadores, y esto debe terminar de inmediato! IndustriALL respalda plenamente las reivindicaciones de los trabajadores de Camboya que exigen un salario digno de US$160. El aumento de 15 dólares propuesto por el gobierno es una vergüenza.