Según el verificador de los derechos laborales en Apple, en Foxconn ha habido pocos progresos

30.12.2013

Después de tres años de intervención en tres fábricas de Foxconn en China, la FLA ha publicado su tercera y última evaluación de la verificación. A pesar de las grandes promesas de mejoras en los derechos laborales, la Fair Labor Association (FLA), encargada por Apple de poner remedio a las violaciones de los derechos en su proveedor Foxconn, se ha conseguido poco.

En tanto que en la evaluación se mencionan algunas reformas – mejoras en la salud y la seguridad y reducción de la semana laboral (aunque no al nivel de cumplimiento de la legislación china) – ha habido poco o ningún progreso en las cuestiones esenciales de los sueldos y el pago de salarios atrasados. La FLA había prometido que los pagos serían suficientes para compensar cualquier reducción de las horas extraordinarias y que los trabajadores recibirían una compensación por las numerosas horas extraordinarias que habían realizado sin remuneración. Además, se procedería a un estudio para determinar el monto de la compensación necesaria para atender las necesidades básicas de los trabajadores. Sin embargo, en este tercer y último informe de evaluación no se mencionan esas promesas.

Básicamente, en el informe se confirma que no habido nuevos avances en las elecciones sindicales y no se aborda el problema fundamental de que la mayoría de los dirigentes sindicales en todas las fábricas son directores de la empresa.

En lo que respecta a las horas extraordinarias, se sigue violando la legislación china, a pesar de las promesas de que se pondría fin a las horas extraordinarias ilegales en julio de 2013. Foxconn no cumple siquiera la norma más débil de la propia Apple de 60 horas semanales, que supera con mucho la jornada máxima permitida por la legislación china. Según se informa, en el período comprendido entre julio y octubre de 2013 entre el 74 y el 84 por ciento de los trabajadores realizaron más horas que las autorizadas en la ley china.

La FLA había prometido también examinar instalaciones adicionales que suponen conjuntamente más del 90 por ciento de los productos de Apple, pero sólo presentó información de las tres fábricas originales de Foxconn que emplean en la actualidad a menos de la quinta parte de los trabajadores que producen para Apple. Se sigue informando de que continúan las numerosas violaciones de los derechos de trabajadores en toda la cadena de suministro de Apple.

A pesar de estas deficiencias, la FLA se las sigue arreglando para dar a Apple una puntuación de corrección de la situación del 98,9 por ciento.

Reaccionando al informe, el secretario general de la IndustriALL, Jyrki Raina, dijo:

"Esto únicamente sirve para demostrar lo inútiles y engañosos que son los modelos de auditoría impulsados por la empresa como los de la FLA. No ha habido cumplimiento, como se había prometido, y continúan los abusos de los derechos de los trabajadores en la cadena de suministro de Apple."