Rescue services and miners gather at the Madenköy mine to wait for news of the missing. Photo: YouTube/Euronews

Seis mineros muertos, diez siguen atrapados en deslizamiento de tierra en Turquía

22.11.2016

Seis mineros han muerto y otros diez se encuentran desaparecidos después de un deslizamiento de tierra en una mina de cobre a cielo abierto en el sudeste de Turquía.

El mencionado accidente, que se produjo en la mina de cobre Madenköy, situada cerca de la ciudad de Şirvan en la provincia de Siirt, ocurrió en la noche del 17 de noviembre, después de fuertes lluvias. Unos 100 trabajadores de rescate se hallan trabajando con máquinas para retirar las toneladas de tierra que sepultaron a las víctimas, pero las esperanzas de encontrarlos vivos se están desvaneciendo.

La mina Madenköy es propiedad de Park Elektrik A.Ş., que forma parte del grupo Ciner que cuenta también con otras operaciones mineras en diferentes partes de Turquía. La mina no está sindicalizada y los informes señalan que allí funcionan cuatro diferentes empresas de subcontratación.

Después de haber iniciado una investigación sobre este deslizamiento de tierra, las autoridades han detenido a un empleado de Park Elektrik bajo cargos de negligencia criminal.

En julio de este año, hubo otro deslizamiento de tierra en esa mina en que no hubo víctimas fatales, pero los trabajadores señalaron que las condiciones de seguridad eran inadecuadas y que no se realizaban las debidas inspecciones.

En diciembre de 2014, después de una larga campaña realizada por los sindicatos e IndustriALL Global Union, Turquía ratificó el Convenio No. 176 de la Organización Internacional del Trabajo sobre seguridad y salud en las minas. Las normas establecidas en el Convenio contribuirían enormemente a mejorar las condiciones de seguridad en las minas de Turquía. Sin embargo, debido a la presión ejercida por las compañías mineras, se ha postergado su implementación hasta junio de 2017.

Por su parte, Kemal Özkan, Secretario General Adjunto de IndustriALL, señaló: "Mientras el gobierno delata el proceso, los mineros mueren innecesariamente. No podemos esperar más. El gobierno debe implementar inmediatamente las recomendaciones de salud y seguridad que se establecen en el C176 de la OIT, antes de que sigan muriendo otras personas más".