Jump to main content
IndustriALL logotype

Siete trabajadores de GIKIL en Bosnia-Herzegovina resultaron heridos en una explosión

Global Ispat Koksna Industrija d.o.o. (Foto de Google Earth)

16 August, 2018Cuando trabajadores de la empresa productora de coque GIKIL (Global Ispat Koksna Industrija d.o.o.) se encontraban reparando una caldera que contenía amoniaco y alquitrán, el 3 de agosto de 2018, se produjo una gran explosión. Este accidente, ocurrido en la ciudad de Lukavac, dejó a siete trabajadores gravemente heridos. GIKIL es una asociación entre Global Steel Holdings (GSHL) y Coke and Chemical Conglomerate (KHK), propiedad del Gobierno de Bosnia-Herzegovina.

La mayoría de los trabajadores afectados son miembros de la Federación de Sindicatos Independientes de Trabajadores de la Química y Productos no Metálicos de Bosnia y Herzegovina, organización afiliada a IndustriALL Global Union. Representantes sindicales visitaron a los trabajadores lesionados para ofrecerles apoyo y solidaridad.

Según la información proporcionada por los trabajadores en estado de shock, fue un milagro que lograran sobrevivir al terrible accidente, ya que, además de agua, desde la altura cayó también alquitrán de la caldera. Las causas del accidente aún están por investigarse, pero las pésimas condiciones de salud y seguridad laborales definitivamente provocaron el accidente.

Recientemente, como parte de sus medidas de reducción de costos, la compañía ha aumentado el número de tareas que se asignan a cada trabajador/a y por turno; incluso en algunos casos, dos trabajos se han fusionado en uno solo. Estas labores eran frecuentemente muy delicadas y peligrosas, lo que exigía control constante de los compresores, donde un pequeño error podía provocar una explosión fatal.

En respuesta a los cambios que se habían impuesto, el sindicato planteó a la empresa el problema del deterioro de las condiciones de trabajo, pidiéndole que organizara mejor las tareas, sin embargo la empresa no dio ninguna respuesta.

Después de una reunión de la directiva del sindicato, en conferencia de prensa se dio a conocer sus reivindicaciones:

  • Dirigiéndose a la inspección de trabajo cantonal y federal para obtener su informe sobre el accidente, exigen que se investigue la causa del accidente, obligando a los culpables a rendir cuentas.
  • Debido a las pésimas condiciones de salud y seguridad en GIKIL d.o.o., piden encarecidamente a los primeros ministros cantonales y federales asistir a una reunión para estudiar mejoras urgentes e importantes de las condiciones de trabajo en la empresa, incluida la reducción del número de tareas que se asigna a cada trabajador/a;
  • Exigen se invierta urgentemente en la modernización de todos los cargos y la protección de la salud y la vida de los trabajadores/as de GIKIL, así como del medio ambiente.

El sindicato denunció al gobierno del cantón de Tuzla, como uno de los fundadores de la compañía, así como a los miembros del consejo de supervisión y la administración de la empresa, que no prestaron atención a las malas condiciones y el peligro que enfrentan los trabajadores/as de GIKIL.

Valter Sanches, Secretario General de IndustriALL Global Union, se dirigió al Primer Ministro del cantón de Tuzla, exigiendo “mejorar profundamente las condiciones de salud y seguridad en GIKIL”.

Sanches también exigió “una investigación exhaustiva del accidente. El resultado de la investigación debe dar como resultado medidas correctivas inmediatas y una mejora general de las condiciones de salud y seguridad en GIKIL Lukavac, cumpliendo rigurosamente con las normas europeas. Además, GIKIL Lukavac debería reducir el número de tareas que se asigna a cada trabajador o trabajadora”.