Jump to main content
IndustriALL logotype

Sindicalistas convierten fábricas para elaborar suministros para pacientes con COVID-19

Read this article in:

26 marzo, 2020A raíz de la epidemia por el coronavirus, los lugares de trabajo están modificando la producción para unirse a la lucha contra la enfermedad.

En Wisconsin, EE. UU., más de 340 empleados de GE Datex-Ohmeda se encuentran en una carrera contrarreloj para producir respiradores mecánicos. El 19 de marzo, en un rapidísimo intento por satisfacer la repentina y creciente demanda de respiradores en todo el mundo, los miembros del Local 1406 del Sindicato de Maquinistas (IAM), afiliado a IndustriALL, que construyen máquinas de anestesia, respiratorias y de cuidado de bebés, ratificaron una extensión del contrato de emergencia por un año.

El objetivo es producir tantos respiradores como sea posible en los próximos 90 días.

“Después de luchar contra el corto plazo para negociar una extensión del contrato, estoy orgulloso de nuestro organismo sindical por haberse reunido tan rápidamente y acordado un contrato con GE Healthcare”,

expresó Sheila Jourdan, presidenta del comité de delegados del Local 1406.

“Esta extensión del contrato muestra que nosotros, como sindicalistas, podemos aportar nuestro grano de arena para ayudar con esta pandemia”.

El presidente de IAM International, Robert Martínez, Jr., declaró:

“Es gracias a los hombres y mujeres, tales como los miembros del Local 1406, trabajadores y comprometidos, que sé que superaremos esta crisis. Son una inspiración para todos nosotros en un momento en que todo el mundo necesita unirse en solidaridad para enfrentar esta pandemia. Literalmente están salvando vidas, y todo nuestro sindicato está increíblemente orgulloso de ellos”.

En EE. UU., las empresas textiles respondieron a un pedido del gobierno de suministros médicos que se necesitan con urgencia y construyeron una cadena de suministro para fabricar máscaras faciales para los trabajadores de la salud.

El fabricante de automóviles Ford está elaborando protectores faciales transparentes para miembros del personal hospitalario y espera producir alrededor de 75.000 esta semana.

La empresa metalúrgica brasileña Flex fue seleccionada por el Ministerio de Salud del país para producir respiradores que serán utilizados en las unidades de cuidados intensivos para combatir el COVID-19.

El sindicato de trabajadores metalúrgicos de Sorocaba y la región (SMetal), afiliado a la CNM/CUT, está negociando con la empresa para garantizar que se implementen medidas de protección adecuadas para preservar la seguridad de los trabajadores. Esta organización también ha solicitado información respecto a cuántos trabajadores se necesitan y actualmente está en negociaciones para que el resto de los empleados tomen vacaciones colectivas.

En España, la confederación sindical CCOO, afiliada a IndustriALL, ha pedido a las empresas que dediquen recursos para combatir la epidemia. La industria textil y del calzado ha respondido al llamado y fabricará ropa de trabajo para profesionales médicos en lugar de ropa para la próxima primavera y verano. Tres de las 13 fábricas de Inditex en Galicia dedicarán la producción a uniformes hospitalarios.