Instantes en que se niega acceso a la delegación de observadores.

Los dirigentes sindicales, despedidos hace cinco años atrás, finalmente vuelven a la planta para votar.

Una pancarta de STUHM extendida frente a la fábrica.

Cuando los observadores se acercaban pacíficamente para hacer algunas preguntas, la policía antidisturbios tomaba posición.

A las 10 de la noche, el Secretario General del STUHM, José Luis Solorio, dio a conocer el resultado.

Sindicato STUHM de México apelará resultados de elección sindical

19.10.2015

Por estrecho resultado y bajo una atmósfera de graves irregularidades y tensión, el sindicato independiente de trabajadores de Honda de México (STUHM) perdió las elecciones el jueves pasado.

Si hubiera triunfado, el STUHM se habría convertido en uno de sólo un puñado de sindicatos independientes con derechos de negociación en la próspera industria automotriz del país.

El 15 de octubre, cinco años después de que la empresa diera de baja a 12 dirigentes sindicales por haber creado un sindicato independiente, se dio por fin a los 2.500 trabajadores una oportunidad para elegir entre el STUHM y el sindicato amarillo titular, el SETEAMI, que forma parte de la CTM.

Se negó el acceso al proceso de recuento de votos a una docena de observadores nacionales e internacionales, incluyendo IndustriALL Global Union y sus afiliadas Unifor de Canadá, la United Auto Workers Union de EE.UU. y Los Mineros de México; tampoco les permitieron tener acceso a los trabajadores. Por otra parte, estuvieron presentes también más de cincuenta partidarios entusiastas del STUHM, provenientes del movimiento sindical independiente de México y de la sociedad civil.

Desde un comienzo se notaba que ésta no iba a ser una votación justa, ya que la empresa, la Junta Federal de Conciliación y Arbitraje y los sindicatos amarillos actuaron en colusión para impedir que los trabajadores ejercieran su derecho de contar con un sindicato auténtico en lo que es un patrón bien establecido del sistema laboral disfuncional de México.

Semanas antes de la votación, la Junta Federal de Conciliación y Arbitraje no proporcionó un padrón de votantes fiable y convocó la elección con un preaviso de sólo unos cuantos días. Además de eso, permitió que la votación se realizara dentro de la fábrica, sin las debidas garantías para un proceso justo, poniendo el STUHM en desventaja considerable.

El día de la votación, la administración de la empresa demoró el permiso de acceso de los tres representantes designados del sindicato, no hizo caso a la decisión de la Junta de Conciliación y Arbitraje de permitir que asistieran tres observadores, y permitió que el sindicato titular intimidara a los trabajadores. El despliegue de la policía antidisturbios dentro del complejo de la planta - a petición de la empresa - también ayudó a crear una atmósfera escalofriante.

Al final, el STUHM perdió por un estrecho margen, logrando un 44% de los votos válidos. El sindicato va a apelar los resultados de la votación.

Fernando Lopes, Secretario General Adjunto de IndustriALL, felicitó al sindicato y a los trabajadores por haber dado una buena pelea; también agradeció a la gran cantidad de simpatizantes del sindicato por ofrecer su constante solidaridad. Prometió el apoyo continuo de IndustriALL al STUHM y al resto del movimiento sindical independiente de México.