Los trabajadores reclaman el reintegro de los 1000 trabajadores de Atucha

Sindicatos argentinos protestan contra los despidos en Atucha

11.07.2017

Los sindicatos afiliados a IndustriALL en Argentina, SMATA y la UOM, participaron en una protesta en solidaridad con los 1000 trabajadores despedidos de la planta nuclear Atucha

La fecha elegida para la movilización no fue al azar.  El 9 de julio se conmemoró la declaración de la independencia de la República Argentina, y lejos de tener espíritu festivo, los trabajadores se congregaron para denunciar los despidos que afectan a más de 1000 familias de la ciudad de Zárate, en la provincia de Buenos Aires.

El objetivo fue darle visibilidad al conflicto y denunciar una situación que se replica en todo el país. Los 1000 empleos que se perdieron en la planta nuclear Atucha son consecuencia directa de las medidas económicas del gobierno de Mauricio Macri.

El gobierno está desmantelando las políticas de energía que son las que permiten el desarrollo de plantas como la de Atucha en Zarate. También hay otras que se encuentran suspendidas o que fueron canceladas y causan el desempleo.

Los despidos ocurren en todos los sectores de la economía argentina. Además, uno de cada cuatro despidos del segundo trimestre del año se debió al cierre de empresas, asegura el último relevamiento sobre despidos y suspensiones del Centro de Economía Política Argentina (CEPA).

El informe advierte que desde comienzos del año hay 3700 nuevos trabajadores afectados por mes. Incluso, desde que asumió la presidencia Macri en diciembre de 2015, el CEPA totaliza 264.143 despidos y suspensiones (76.526 del sector público y 187.617 del privado).

Puntualmente, en el caso de Atucha los gremios decidieron actuar porque nunca se concretó una conciliación obligatoria por parte del Ministerio de Trabajo de la Nación. El 11 de julio van a tener una audiencia en el Ministerio donde esperan obtener respuestas y conseguir soluciones para las personas desempleadas.

El sindicato que convocó a la medida de acción fue la Unión Obrera de la Construcción de la República Argentina (UOCRA, afiliado a la Internacional de trabajadores de la construcción y la madera ICM), quien contó con el apoyo del Sindicato de Mecánicos y Afines del Transporte Automotor de la República Argentina (SMATA), y de la Unión Obrera Metalúrgica (UOM), ambos afiliados a IndustriALL Global Union, y de los sindicatos químicos.

Por su parte, el director de IndustriALL se refirió a la situación de los crecientes despidos en Argentina y expresó al respecto:

“El gobierno Macri viene implentando políticas de ajuste neo liberales que repercuten sobre los trabajadores. Ellos no lo aceptarán y la lucha va ser cada vez más fuerte. Cuenten con el apoyo de IndustriALL Global Union”