Jump to main content
IndustriALL logotype

Sindicatos de Rusia luchan para salvar planta de Ford

19 February, 2019Los trabajadores/as temen que se cierre la planta de Ford-Sollers en Vsevolozhsk, región de Leningrado, Rusia: si esto sucediera, se perderían más de 1.000 puestos de trabajo. Sus sindicatos han lanzado una campaña contra el cierre de la planta y piden el apoyo de sus aliados a nivel mundial.

El 15 de febrero, el comité de empresa de Ford Vsevolozhsk publicó una declaración conjunta sobre esta situación. Este comité está integrado por ITUWA (Sindicato Interregional “Asociación de Trabajadores”), organización afiliada a IndustriALL Global Union, y la seccional sindical local en Ford.

Aunque no se ha confirmado el cierre de la planta de Vsevolozhsk, en enero de 2019 Ford informó que revisará su estrategia de desarrollo en Rusia. Depende del resultado de esta evaluación el posible cierre de la planta en Vsevolozhsk y de dos plantas de producción de automóviles y motores en la República de Tatarstán. Las autoridades de la región de Leningrado tienen un acuerdo con la administración de la compañía para continuar con las operaciones de la planta en 2019, pero esto no ofrece ninguna seguridad para el futuro de las plantas de Ford en Rusia después de esa fecha.

El comité de empresa de Vsevolozhsk solicitó el apoyo de IndustriALL y de la Confederación del Trabajo de Rusia (KTR), y tiene la intención de enviar sus propuestas a la administración europea de la empresa Ford.

Los sindicatos han aunado fuerzas, instando a la administración a entablar un diálogo constructivo. Proponen aprovechar la experiencia de los sindicatos y de los trabajadores/as para desarrollar un plan que ayude a proteger los puestos de trabajo, haciendo viable la planta y ayudando a Ford a tener éxito como en el pasado.

Igor Temchenko, presidente del ITUWA en la región de Leningrado y San Petersburgo, afirmó:

“Consideramos que la administración local no evalúa todos los riesgos relacionados con la liquidación de la empresa y el despido masivo de los empleados. Los sindicatos tienen propuestas para reducir los costos de producción, así como para el desarrollo de la empresa. Al implementar estas medidas se salvaría la planta en Vsevolozhsk”.

La empresa conjunta Ford-Sollers en Vsevolozhsk ha operado desde 2001, produciendo los modelos Focus y Mondeo. En la actualidad, la planta emplea a 1.020 personas en un régimen de un solo turno. Aproximadamente 600 personas laboran en producción y 400 son personal administrativo y de oficina. Durante los últimos cuatro años, las operaciones de la planta se han realizado a tiempo parcial.

Por su parte, Vadim Borisov, secretario regional de IndustriALL, acotó:

“Esta situación en Ford destaca una vez más la importancia de entablar un diálogo social con los sindicatos desde el primer momento en que la empresa ingresa al mercado ruso. En esta primera etapa, el acuerdo de la compañía con el gobierno para iniciar las operaciones debe incluir garantías para los empleados y una fórmula para calcular la indemnización en caso de despidos masivos o el cierre de la empresa. Apoyamos las exigencias de los sindicatos en Vsevolozhsk e instamos a la administración de la planta de Ford a participar en un diálogo social constructivo”.