Aleksander Korchagin, presidente de la ROGWU

Aleksander Korchagin, presidente de la ROGWU

Diana Junquera Curiel, directora de energía de la IndustriALL

Diana Junquera Curiel, directora de energía de la IndustriALL

Vadim Borisov, secretario regional de la IndustriALL, moderando un debate

Vadim Borisov, secretario regional de la IndustriALL, moderando un debate

Aleksander Korchagin, presidente de la ROGWU Diana Junquera Curiel, directora de energía de la IndustriALL Vadim Borisov, secretario regional de la IndustriALL, moderando un debate

Sindicatos del petróleo y el gas trabajan para mejorar la calidad de vida en el norte de Rusia

21.11.2017

La IndustriALL Global Union, la Organización Internacional del Trabajo (OIT), el afiliado a la IndustriALL la Unión de Trabajadores del Petróleo, el Gas y la Construcción de Rusia (ROGWU) y la asociación sectorial de empresarios de toda Rusia en la industria del petróleo y el gas celebraron una conferencia internacional en Surgut (Rusia) sobre la “Cuestión de actualidad de los sueldos en el Norte: aspectos internacionales y nacionales”, los días 16 y 17 de noviembre.

A la conferencia asistieron unos 200 representantes gubernamentales, de empresas del petróleo y el gas y de sindicatos.

El presidente de la ROGWU, Aleksander Korchagin, señaló que dos terceras partes del territorio de Rusia pertenecen al norte. El 90 por ciento del gas natural y el 75 por ciento del petróleo se producen en esta zona, y crean la base de  la economía rusa. Sin embargo, a pesar de las difíciles condiciones climáticas, como inviernos largos y rigurosos y bajas temperaturas, en los últimos años el salario medio en las regiones del petróleo y el gas ha pasado a igualar el salario medio en Rusia, originando un desplazamiento de trabajadores de las zonas septentrionales del país.

Sergeyus Glovackas, funcionario encargado de Europa y Asia Central de la Oficina de Actividades para los Trabajadores de la OIT, señaló que los actuales esfuerzos de los sindicatos y su posición definirán el futuro del trabajo, y que es esencial que los trabajadores firmen contratos permanentes.

Los expertos de la OIT Rafael Pils y Harri Taliga citaron estadísticas sobre los sueldos en diferentes países y sectores.

Los participantes en la conferencia discutieron la estructura del salario mínimo y las fórmulas salariales para las regiones del norte. Todos coincidieron en que el salario mínimo es una cantidad base, que no debe incluir ningún pago, bonificaciones ni coeficientes regionales. La IndustriALL sugirió que se utilice el término “salario digno” en lugar de “salario mínimo”, es decir, el ingreso mínimo necesario para que los trabajadores puedan satisfacer sus necesidades básicas.

La directora de energía de la IndustriALL, Diana Junquera Curiel, dijo:

“Los salarios han aumentado en los países con economías en desarrollo en los últimos años, pero el crecimiento salarial ha disminuido en los países con economías desarrolladas. Se está produciendo una desigualdad cada vez mayor de los salarios en todos los países. Los ricos son más ricos y los pobres más pobres. En todo el mundo existe el fenómeno del trabajador pobre, que tiene un empleo a tiempo completo pero sigue por debajo del umbral de pobreza. ¿Qué pueden hacer los sindicatos? Debemos intensificar nuestra solidaridad, crear alianzas internacionales, aumentar la cobertura de los miembros, negociar convenios colectivos sectoriales. Unidos somos más fuertes.”

El diputado de la Duma Estatal de la Federación de Rusia Mikhail Tarasenko habló de las dificultades para promover las justas demandas de los trabajadores en el órgano legislativo. Instó a los participantes a incluir en la resolución de la conferencia requisitos no sólo para las autoridades sino también para los empleadores mediante un acuerdo sectorial de tarifas.

Los participantes en la conferencia indicaron que hay una creciente desigualdad entre las regiones de Rusia donde operan empresas integradas verticalmente y la capital Moscú, donde se encuentran las oficinas centrales y pagan sus impuestos. Si las empresas pagaran impuestos al presupuesto de las regiones donde trabajan, aumentaría el salario medio en las regiones y habría un argumento adicional para pedir aumentos salariales de los trabajadores del petróleo y el gas en las negociaciones con los empleadores.

Vadim Borisov, secretario regional de la IndustriALL, insistió en la importancia de la cuestión de los salarios:

“Se cree que el sueldo de los trabajadores en el sector del petróleo y el gas en Rusia es alto comparado con los sueldos de los trabajadores de otras industrias. Pero tan pronto como comenzamos a comparar el sueldo de los trabajadores del petróleo rusos con el de los trabajadores del petróleo, por ejemplo en Noruega, el panorama cambia radicalmente. Los trabajadores rusos perciben sueldos considerablemente más bajos, trabajando en las mismas condiciones en el mismo equipo. Por lo tanto, el aspecto internacional es muy importante en el debate sobre salarios dignos.”

La conferencia concluyó con la adopción de recomendaciones a las autoridades nacionales y a los empleadores para mejorar la calidad de vida de los norteños.