Jump to main content
IndustriALL logotype

Sindicatos rechazan nuevas leyes opresivas en Sri Lanka

7 May, 2019Tras los ataques terroristas ocurridos el domingo de Pascua en Sri Lanka, que cobraron la vida más de 250 personas, con un saldo de más de 500 lesionados, el Consejo de sindicatos de Sri Lanka afiliados a IndustriALL pide al gobierno protección para los derechos humanos fundamentales.

El Consejo, constituido por sindicatos afiliados a IndustriALL Global Union, manifestó su profunda preocupación por la declaración de un estado de emergencia en Sri Lanka y el consenso político casi unánime exigiendo legislación estricta y castigos más severos.

Los sindicatos creen que de todas maneras la nueva legislación restringirá la libertad de expresión y de sindicación.

En su declaración, los sindicatos señalaron: “Si bien aceptamos que las fuerzas de seguridad deben tener poderes para arrestar, detener legalmente e interrogar a personas sospechosas, creemos firmemente que, al tomar medidas para lograr estabilidad y normalidad en la sociedad, el gobierno tiene la responsabilidad y el deber de garantizar los derechos fundamentales del pueblo”.

Los sindicatos están alarmados por la sustitución de la Ley de Prevención del Terrorismo por la más drástica Ley de Lucha contra el Terrorismo. Señalan que se va a utilizar también para reprimir a los sindicatos, a los activistas de los derechos y a los políticos de la oposición.

A los sindicatos también les preocupa que el gobierno esté preparando una nueva ley laboral generalizada, que beneficiará a los inversionistas empresariales, pero que temen que se use para fines de control social bajo el pretexto de la seguridad nacional.

El Consejo de IndustriALL en Sri Lanka manifestó sus más profundas condolencias a las víctimas de los ataques con bombas realizados el domingo de Pascua, entre los que figuraban miembros de su propia organización, y pidió la distribución inmediata de la indemnización correspondiente. Dijeron que la inestabilidad política en Sri Lanka afectó negativamente el funcionamiento del estado y contribuyó a lapsos de seguridad.

El Consejo instó al gobierno a procurar una sociedad pacífica y estable, y que detenga la intensificación de la tensión religiosa, en particular contra los musulmanes.

En una declaración de solidaridad para los sindicatos de Sri Lanka, el secretario general de IndustriALL Global Union, Valter Sanches, afirmó:

“Repudiamos enérgicamente los ataques terroristas en Sri Lanka. Nuestros corazones están con las víctimas de esta terrible tragedia.

“Esperamos sinceramente que estos ataques atroces no generen más violencia, y que, en cambio, el gobierno responda de manera firme pero estrictamente dentro del estado de derecho y respetando plenamente los derechos humanos fundamentales”.