Trabajadores y trabajadoras en una manifestación en Nhlangano

Trabajadores/as de eSwatini protestan contra empresas textiles que les niegan aumento de sueldos

05.09.2018

La semana pasada, más de 10.000 trabajadores y trabajadoras de cinco fábricas en Nhlangano realizaron una protesta masiva, reclamando por los sueldos miserables que reciben. Los trabajadores/as que se hallaban en Zheng Yong quedaron encerrados en la fábrica cuando los empleadores huyeron del lugar.

La policía llegó, haciendo uso de porras y armas de fuego, tratando de dispersar a los trabajadores/as indignados que habían bloqueado la ciudad en señal de protesta. Los ánimos se enardecieron cuando se estancaron las negociaciones, y la Comisión de Conciliación, Mediación y Arbitraje declaró una disputa no resuelta. Otras empresas textiles, como Fashion Enterprises, también se niegan a permitir la participación de los sindicatos en el asunto.

Se atrincheraron las empresas textiles, diciendo que quieren que las negociaciones se lleven a cabo en el consejo de salarios, organismo tripartito que regula las condiciones de empleo. Sin embargo, el Sindicato Unificado de Suazilandia (ATUSWA, organización afiliada a IndustriALL) dice que no se dejará intimidar por medidas de ese tipo, ya que el área de competencia que corresponde al consejo de salarios es sólo determinar una base salarial y no reemplazar la negociación colectiva entre trabajadores/as y empleadores.

ATUSWA dice que los trabajadores y trabajadoras enfrentan graves problemas por no percibir salarios dignos. Es espantoso ver que los empleadores parecen no estar interesados en mejorar los sueldos.

Por su parte, Wander Mkhonza, Secretario General de ATUSWA, señaló:

“Los empleadores deben saber que los trabajadores y trabajadoras se sienten engañados al ver que ni las empresas ni el gobierno se preocupan por ellos. El costo de la vida aumenta pero los salarios permanecen iguales, obligando a la fuerza de trabajo a vivir en la pobreza. Por lo tanto, hemos pedido se establezca un comité conjunto de negociaciones en el sector textil y de la confección. Lamentablemente, los empleadores y el gobierno no apoyan esta propuesta. Consideramos un espanto que, 18 años después de la aprobación de la Ley de Relaciones Laborales, el gobierno no apoye la negociación colectiva”.

Además, Paule France Ndessomin, Secretario Regional de IndustriALL para África Subsahariana, afirmó:

“Exigimos que las empresas textiles en eSwatini paguen salarios dignos. Es inaceptable que los trabajadores y trabajadoras, teniendo una fuente de trabajo, vivan  en la pobreza”.

El sector textil y de prendas de vestir de eSwatini suministra prendas a Sudáfrica y EE. UU. El país es signatario del Acta en favor del Crecimiento y Oportunidades para África, legislación promovida por EE.UU.