Protesta de los trabajadores/as frente a Tri Star Apparel Exports (Pvt) Ltd.

Protesta de los trabajadores/as frente a Tri Star Apparel Exports (Pvt) Ltd.

Trabajadores/as de la confección de Sri Lanka protestan por falta de pago de salarios y prestaciones sociales

22.12.2016

El día 19 de diciembre de 2016, los miembros del sindicato CIWU, organización de Sri Lanka afiliada a IndustriALL, realizaron una protesta en la planta de Tri Star Apparel Exports (Pvt) Ltd.

En efecto, desde octubre de 2016, casi 200 trabajadores y trabajadoras de la fábrica, de los cuales 140 son miembros del sindicato, están enfrentando una serie de problemas, que incluyen, entre otros: atrasos del pago de los sueldos, falta de pago de beneficios por largo servicio a los trabajadores/as jubilados, y el hecho de que la empresa no ha aportado al fondo de seguridad social como lo exige la ley. La planta en cuestión, que ya no fabrica productos para exportación, sino principalmente para el mercado nacional, permanece bajo la jurisdicción de la Junta de Inversión, autoridad de Sri Lanka responsable de las zonas francas de exportación.

Los salarios para el mes de octubre de 2016 debieron haberse pagado el 10 de noviembre, sin embargo como el 18 de noviembre todavía no se había efectuado el pago, los trabajadores/as suspendieron el trabajo. Debido a esta paralización de la producción, la administración se vio obligada a pagar un 30% de los salarios pendientes. Sin embargo, no se ha pagado al personal de oficina desde hace tres meses. Al mismo tiempo, el 23 de noviembre, la administración suspendió al presidente de la seccional sindical y al activista principal, por las acusaciones de haber organizado una huelga.

El 25 de noviembre, la administración de la empresa dio permiso obligatorio a todos los trabajadores/as hasta el 5 de diciembre, sin pagar el resto de los salarios pendientes. El 5 de diciembre, la fábrica permaneció cerrada y se pidió a los trabajadores/as reunidos que volvieran diez días más tarde para cobrar los salarios que se debían a partir de octubre de 2016. Sin embargo, el 15 de diciembre, cuando los trabajadores/as llegaron a la planta, encontraron que todavía estaba cerrada. Ni el director ni el director ejecutivo estaban presentes, y el gerente general de la fábrica y el departamento de Recursos Humanos informaron a los trabajadores/as que no se podía pagar los salarios ese día y que la fábrica iba a permanecer cerrada. Un representante gubernamental, asistente del comisionado de trabajo, también se hizo presente en la fábrica en esa ocasión.

Indignados y desesperados, los trabajadores/as organizaron una protesta frente a la fábrica, exigiendo:

  • El inmediato pago de los sueldos pendientes
  • Que se depositen inmediatamente en el banco central los fondos pendientes de seguridad social del estado, el Fondo de Previsión de Empleados (EPF) y el Fondo Fiduciario de los Empleados (ETF). No se ha hecho ningún depósito de estos fondos desde 2006.
  • Reintegración de los funcionarios y activistas sindicales suspendidos.

Los trabajadores/as también plantearon varias de estas exigencias ante el departamento de trabajo del estado. El sindicato CIWU apelará ante el tribunal laboral, exigiendo la reincorporación de los sindicalistas suspendidos.