El grupo de acción de IndustriALL sobre construcción naval y desguace de buques manifiesta su solidaridad con los trabajadores/as

El grupo de acción de IndustriALL sobre construcción naval y desguace de buques manifiesta su solidaridad con los trabajadores/as

El grupo de acción de IndustriALL sobre construcción naval y desguace de buques manifiesta su solidaridad con los trabajadores/as

El grupo de acción de IndustriALL sobre construcción naval y desguace de buques manifiesta su solidaridad con los trabajadores/as

The NTUF press conference

The NTUF press conference

The NTUF press conference

The NTUF press conference

El grupo de acción de IndustriALL sobre construcción naval y desguace de buques manifiesta su solidaridad con los trabajadores/as  El grupo de acción de IndustriALL sobre construcción naval y desguace de buques manifiesta su solidaridad con los trabajadores/as  The NTUF press conference The NTUF press conference

Trabajadores de desguace exigen reinicio de operaciones del astillero de Gadani, pero con medidas de seguridad

11.11.2016

Tras la trágica explosión del 1º de noviembre, el gobierno de Pakistán ordenó cerrar el astillero de desguace de Gadani. Los sindicatos exigen que el astillero reinicie sus actividades, con medidas de seguridad adecuadas, tomando en cuenta que el astillero de Gadani es una importante fuente de trabajo que constituye el medio de subsistencia para muchas personas.

Hasta la fecha, la explosión y el incendio en el astillero de desguace de Gadani han cobrado 28 vidas, dejando lesionados a unos 60 trabajadores, la mayoría en estado crítico. Se teme que haya muchos desaparecidos; 20 familias se han acercado a la Federación Sindical Nacional de Pakistán (NTUF), organización afiliada a IndustriALL, en relación con algún familiar desaparecido. El número de muertos puede aumentar, ya que muchos de los heridos no están recibiendo atención médica adecuada.

La respuesta inmediata del gobierno de Pakistán fue cerrar los astilleros. Los sindicatos han calificado esta respuesta como desastrosa, ya que muchos miles de trabajadores dependen de los astilleros para su subsistencia. Se considera que la respuesta es cínica en vista del hecho de que el gobierno no ha ratificado el Convenio internacional de Hong Kong para el reciclaje seguro y ambientalmente racional de los buques, y porque no ha tomado otras medidas para hacer más segura la labor de desguace de los buques.

En una conferencia de prensa realizada el 9 de noviembre, la NTUF manifestó su preocupación porque más de una semana después del accidente, el gobierno no había expresado sus condolencias a las víctimas y sus familias, ni había informado sobre ninguna compensación. La NTUF exigió que el gobierno pague indemnización, mejore las medidas de seguridad en el lugar de trabajo, y reinicie las operaciones del astillero para evitar una crisis económica.

Según la NTUF, 12.000 trabajadores/as dependen del astillero de Gadani:

"Estos trabajadores percibían sus salarios en forma diaria y ante la actual situación, junto a sus familias, se han visto obligados a pasar hambre. Hay más de dos millones de personas indirectamente relacionadas con esta industria que también se han visto gravemente perjudicadas”.
 
El astillero es parte integral de las cadenas de suministro de la industria siderúrgica de Pakistán: en Karachi y Hub hay más de 100 laminadoras de material reciclado que dependen de la chatarra de hierro de Gadani. Estas laminadoras emplean a 250.000 trabajadores y trabajadoras.

El astillero de Gadani proporciona un 30% del hierro y acero que requiere Pakistán, y el cierre del astillero beneficiará a las empresas importadoras de acero, socavando la industria local en una etapa crucial de su desarrollo.

La NTUF ha advertido que si no se reinician las operaciones en los astilleros, se realizará una protesta sentada en la carretera principal de Quetta el 14 de noviembre.
 
El sindicato manifestó su preocupación por los intentos de desviar la atención de la falta de medidas de seguridad y salud y las violaciones de la legislación laboral y las convenciones internacionales; las autoridades han calificado el accidente como un acto de sabotaje.

La NTUF exigió se establezca una Junta Laboral para Desguace de Barcos con el fin de formalizar la situación de los trabajadores/as. También pidió al gobierno que incorpore a los representantes de los trabajadores en la formulación de nuevas políticas.

El gobierno debe tomar medidas para formular un código de desguace de buques con el objetivo de mejorar las medidas de salud y seguridad en los astilleros y garantizar el derecho de los trabajadores/as a establecer sindicatos y a actuar como representantes en la negociación colectiva. La NTUF también pidió se elimine el sistema de empleo a contrata, que los trabajadores tengan registro con instituciones de seguridad social y en el sistema EOBI de pensiones y bienestar del estado.
 
Anteriormente, representantes de la NTUF se reunieron con el Ministro Federal de Puertos y Transporte Marítimo para comunicarle sus preocupaciones y reivindicaciones.

Representantes del grupo de acción de IndustriALL sobre construcción naval y desguace de buques, reunidos en Australia la semana pasada, enviaron un mensaje de apoyo y solidaridad a los trabajadores/as de Gadani. El grupo está realizando una campaña para la ratificación del Convenio de Hong Kong.
 
Apoorva Kaiwar, Secretaria Regional de IndustriALL, dijo al respecto:
 
“El cierre del astillero de Gadani es un cínico intento de desviar la atención del hecho de que no se han tomado medidas para mejorar la seguridad en las labores de desguace de buques, lo que equivale a castigar en forma colectiva a los trabajadores.

“Los astilleros deben reiniciar sus actividades, y el gobierno debe trabajar con los sindicatos para mejorar las condiciones de trabajo de esta industria”.

El grupo de acción sobre construcción naval y desguace de buques, según informó la prensa australiana