Nissan debe poner fin a los abusos de que son víctimas los trabajadores/as en Canton, Mississippi

Nissan debe poner fin a los abusos de que son víctimas los trabajadores/as en Canton, Mississippi

Nissan debe poner fin a los abusos de que son víctimas los trabajadores/as en Canton, Mississippi

Trabajadores de Nissan en EE.UU. luchan por el derecho de sindicación

13.10.2016

Sindicatos de Francia y EE.UU., junto con IndustriALL y parlamentarios franceses, el día 12 de octubre presentaron en París una petición conjunta dirigida al Director General de Renault-Nissan, Carlos Ghosn, pidiendo se ponga fin a las prácticas antisindicales que rigen en la planta de Nissan, en Canton, Mississippi.

Desde hace más de 10 años, la administración de la planta de Nissan en Canton, Mississippi, está aplicando una política de intimidación contra aquellos trabajadores/as que demuestren interés en la sindicalización. El 12 de octubre, los sindicatos de Francia y EE.UU., los trabajadores y trabajadoras de la planta de Nissan, líderes de la sociedad civil y un grupo coral de una iglesia, y el actor y activista Danny Glover, marcharon por París hasta llegar al edificio del parlamento francés, l'Assemblé National.

Danny Glover afirma que Nissan sigue amenazando a los trabajadores/as que desean afiliarse a un sindicato.

“Los derechos de los trabajadores son derechos civiles y nuestro mensaje es claro: ya basta. Nissan debe poner fin a su campaña de intimidación a la fuerza de trabajo. La empresa debe permitir que los trabajadores y trabajadoras participen en una votación por un sindicato sin injerencia de la empresa”.

Por su parte, Jenny Holdcroft, Secretaria General Adjunta de IndustriALL, señaló a los manifestantes reunidos:

“Los derechos sindicales son derechos fundamentales y universales. Los trabajadores y trabajadoras de Nissan en Canton, Mississippi, deberían tener el mismo derecho de afiliación sindical que goza la fuerza de trabajo de Francia y Japón”.

Recibieron a la delegación varios parlamentarios que exigen que el Director General de Nissan, Carlos Ghosn, estudie más detenidamente la cuestión del diálogo social en Canton.

Christian Hutin, miembro de l’Assemblé National, señaló:

“Francia es, sobre todo, país de la libertad y de los derechos humanos. Pedimos a Carlos Ghosn tome medidas para cambiar la situación que se ha producido en Canton. ¡Los trabajadores y trabajadoras de Nissan no están pidiendo revolución: simplemente quieren un trato justo!”

Esta primavera, Ghosn dijo ante l'Assemblé National que él personalmente coopera con los sindicatos dondequiera que operen, y que en Mississippi Nissan no tiene una tradición antisindical; sin embargo, después de esta declaración de Ghosn, la compañía lanzó una amplia campaña antisindical que incluye un vídeo diseñado para atemorizar a los trabajadores/as de tal manera que no se atrevan a afiliarse al sindicato.

Sanchioni Butler ha pasado los últimos 12 años realizando una labor prosindical en nombre de los United Autoworkers (UAW), pidiendo cambios en Canton. Como no tiene acceso a la planta, y ante la gran cantidad de propaganda antisindical por parte de la empresa, Sanchioni se reúne con los trabajadores y trabajadoras en sus hogares.

Muchos trabajadores y trabajadoras ni siquiera saben que tienen derecho a afiliarse a un sindicato. Además, tienen miedo; la administración de la empresa les ha informado que la planta cerrará si se establece un sindicato.

“A pesar de esto, voy a seguir adelante; cada vez que logro convencer a una persona, hay mayor esperanza para el futuro”.

La Junta Nacional de Relaciones del Trabajo, una agencia del gobierno de EE.UU., ha acusado a Nissan de haber hecho lo siguiente:

  • Amenazar, impedir y presionar a los empleados en el ejercicio de su derecho a organizar un sindicato
  • Amenazar con cerrar la planta si los trabajadores forman un sindicato
  • Amenazar con falsificar los informes sobre los empleados con el fin de tomar represalias contra ellos
  • Haber aplicado ilegalmente una política de la empresa que exige el uso de uniformes en el trabajo, lo cual en efecto impide que los trabajadores y trabajadoras lleven camisetas con estampados en favor del sindicato

Muchos de los 5.000 trabajadores de la fábrica de Nissan cuentan con contratos temporales; además, las condiciones de seguridad en la planta son asunto de gran preocupación: a Nissan se le ha multado por lo menos dos veces por violaciones de la seguridad laboral.