Los trabajadores textiles de Perú marcharon y protestaron contra las condiciones precarias de trabajo - Captura del medio TeleSur

Trabajadores textiles de Perú marchan contra el trabajo precario

05.07.2017

En una multitudinaria marcha por las calles de Lima los trabajadores del sector textil y de la confección del Perú repudiaron las prácticas laborales precarias que sobreviven en el país

 

Un incendio en una galería comercial del centro de Lima causó la muerte de cuatro jóvenes e hirió a otras 15 personas, el 27 de junio. La tragedia fue el detonante para que 2 días después miles de trabajadores decidieran marchar y protestar contra las condiciones laborales precarias.

La Federación Nacional Textil y de la Confección (FNTTP, afiliada a IndustriALL Global Union) emitió un comunicado público donde señaló que los trabajadores de la galería Nicolini permanecían encerrados bajo llave en construcciones ilegales, sin baños y tenían salarios por debajo del mínimo.

Además de marchar contra el trabajo precario, la FNTTP también expresó su rechazo al proyecto de Ley Juvenil 1104 que fue presentado por Gobierno de Pedro Pablo Kuczynski en marzo. Sus impulsores aseguran que la ley promoverá la contratación formal de los jóvenes que tengan entre 18 y 29 años.

Sin embargo, la Federación dice que el proyecto habilitaría a que las empresas suscriban contratos temporales y por lo tanto impulsaría el trabajo precario. A su vez, lo critican porque no promueve la formación ni la capacitación laboral.

El proyecto de ley aún no ha sido debatido por la Comisión de Trabajo, paso necesario para poder ingresar al Pleno del Legislativo. En 2015 el Gobierno ya había presentado un régimen laboral destinado a la contratación de jóvenes –más conocido como “Ley Pulpín”-, el cual fue derogado tras una intensa campaña que llevaron adelante los sindicatos y otros actores sociales en su contra.

El director de IndustriALL, Fernando Lopes, se refirió a la situación de los trabajadores textiles de Perú y expresó:

”Los responsable por este crimen tienen que ser castigados para que no se repita algo igual. Cada trabajador y trabajadora debe tener el derecho a salir a trabajar y volver a casa sano y salvo"