Jump to main content
IndustriALL logotype

Turquía: Renault despide trabajadores y utiliza la violencia policial en lugar de cumplir sus compromisos

2 March, 2016En los últimos días ha habido violentos enfrentamientos entre la policía y trabajadores despedidos, que protestaban pacíficamente para recuperar sus empleos y el derecho a organizarse en la planta turca de Oyak, en la ciudad de Bursa, del fabricante de automóviles Renault. 

A raíz de un acuerdo entre la la IndustriALL Global Union, su afiliado turco Birlesik Metal-Is, en representación de la inmensa mayoría de los trabajadores de la planta de Oyak, y la dirección de Renault, el 4 de febrero, los trabajadores de la planta iban a celebrar elecciones sobre la representación de los trabajadores el 29 de febrero.

El acuerdo, que incluye también la composición y las funciones de un Comité de Diálogo Social (CDS), fue el resultado de los debates sobre la representación de los empleados y el derecho a celebrar elecciones.
 
En una acción provocadora, la dirección de Renault anuló las elecciones pocos días antes de la fecha prevista para la celebración, amparándose en el argumento de estar sometida a la presión del Ministerio de Trabajo y Seguridad Social de Turquía, que había considerado las elecciones ilegales. Además, la gigantesca empresa automovilística despidió inmediatamente a diez trabajadores, entre ellos dos portavoces.

El secretario general de la IndustriALL, Jyrki Raina, dice que esta es una muestra directa de la falta de respeto a los trabajadores y al sindicato que los representa:
“Es una acción sumamente provocadora, porque en la legislación turca no hay ninguna disposición que impida las elecciones en el lugar de trabajo.”
 
Intensificando el conflicto, la dirección de la planta de Oyak ha seguido despidiendo trabajadores: más de 60 han perdido su empleo y a otros 100 se les ha pedido que se vayan con indemnizaciones de despido.
 
La dirección de la fábrica local ha pedido a la policía que intervenga contra los manifestantes pacíficos, intimidando a los trabajadores en sus casas y cuando entran a los turnos y salen de ellos. Según informaciones, el 2 de marzo la policía detuvo a 21 trabajadores al terminar el turno de noche.
 
Raina también dice:
“La violencia contra los trabajadores no se puede aceptar jamás y tiene que cesar inmediatamente. El Gobierno turco vuelve a fallar en lo que respecta al ejercicio de derechos fundamentales.”
 
“Instamos urgentemente a Renault a que aplique los acuerdos que concertamos en los últimos meses, que readmita a los trabajadores despedidos y que organice elecciones libres en la planta de Oyak, de conformidad con sus compromisos.”
 
La IndustriALL tiene un acuerdo marco global (AMG) con el Grupo Renault, en el que se consolidan los compromisos de la empresa con las normas laborales de la OIT, incluidas la libertad sindical y la neutralidad, y que contiene una serie de importantes mejoras, en particular en relación con las calificaciones, la formación, la salud y la seguridad, y la diversidad.
 
Raina concluye:
“Los recientes acontecimientos y la falta de acción de Renault están en contradicción directa con el AMG, y le pedimos que cumpla el acuerdo. Si la situación no cambia, las consecuencias serán mayores para Renault, pues se destruirá un diálogo social constructivo de 20 años a nivel internacional.”