El secretario general adjunto de la IndustriALL Kemal Özkan (a la izquierda) con Mellal Raouf (a la derecha) en una reunión de la IndustriALL en Beirut, en abril de 2017.

Un dirigente sindical de Argelia apela la sentencia de prisión

10.05.2017

El dirigente sindical y delator argelino Mellal Raouf apelará contra su condena a seis meses de prisión en un tribunal de Guelma el 11 de mayo.

Raouf, presidente del afiliado a la IndustriALL el sindicato de trabajadores de la electricidad y el gas (SNATEGS), fue condenado en rebeldía el 16 de diciembre de 2016 a seis meses de prisión y a una multa de 50.000 dinares argelinos (455 $ EE.UU.), acusado de obtener ilegalmente documentos. En esos documentos, que podían conseguirse fácilmente en línea, se exponía la inflación ilícita de facturas de electricidad por Sonelgaz durante un período de diez años, que ha afectado a ocho millones de clientes.

La IndustriALL ha escrito de nuevo al presidente de Argelia condenando la sentencia. “Está claro que esta persecución judicial es incompatible con la ley argelina, y especialmente con los derechos fundamentales estipulados por la Organización Internacional del Trabajo”, escribió el secretario general de la IndustriALL, Valter Sanches, que agregó: “Le instamos a que abandone inmediata e incondicionalmente todos los cargos contra él.”

Los trabajadores de Sonelgaz están actualmente en huelga nacional de tres días contra Sonelgaz, del 9 al 11 de mayo. Los huelguistas exigen libertades sindicales y apoyan la apelación del presidente de SNATEGS, Raouf.

Dirigentes y miembros del SNATEGS son objeto frecuentemente de agresiones físicas y persecuciones, como lo prueba la reciente oleada de detenciones tras las manifestaciones pacíficas de 21 al 23 de marzo, en las que más de 240 dirigentes y miembros sindicales fueron detenidos y 30 mujeres fueron agredidas físicamente.

Más recientemente, unos 40 delegados sindicales del SNATEGS en cinco provincias fueron convocados a audiencias disciplinarias por Sonelgaz por participar en una huelga legítima.

In 2015, Raouf fue despedido injustamente por sus actividades sindicales y sigue padeciendo la represión de Sonelgaz, que ha presentado hace poco una denuncia contra él a la Orden de los Abogados, por lo que puede ser excluido de la Asociación de Abogados nacional. Raouf ha logrado establecer SNATEGS en 27 regiones de Argelia y organizar a unos 30.000 trabajadores.