Addressing workers through the fence

Talking to workers from a crane

The view from the crane

A union organnizer on a crane

Una fábrica turca de calcetines y ropa interior despide a miembros sindicales

28.06.2017

La fábrica de calcetines y ropa interior Beks– que produce para H&M, M&S y Tchibo – ha despedido a miembros sindicales en respuesta a una campaña de sindicación.

El afiliado a la IndustriALL Global Union Özİplik-İş ha tratado de organizar a los trabajadores en la fábrica de calcetines y ropa interior Beks en la ciudad de Çerkezköy en Tekirdağ, provincia de Thrace, en Turquía occidental. Esta actividad concreta de sindicación forma parte del programa de la IndustriALL en los sectores del textil y el vestido en Turquía.

La fábrica Beks, que emplea a 2.000 trabajadores, es un importante proveedor de Tchibo, H&M y M&S. Estas empresas priorizan la responsabilidad social corporativa (RSC) y la IndustriALL tiene acuerdos marco globales con Tchibo y H&M.

Beks puso en marcha una campaña antisindical para contrarrestar los esfuerzos del sindicato, amenazando a los trabajadores y despidiéndoles si se afiliaban. Ocho miembros del sindicato fueron despedidos.

La empresa dijo a los trabajadores que cerraría la fábrica si se sindicaban, y está intimidando a los trabajadores con revelar los nombres de los miembros sindicales. Los trabajadores están con permiso sin sueldo y se ha recurrido a trabajadores subcontratados.

La empresa ha difamado al sindicato, alegando que éste ha revelado los nombres de los miembros a la dirección y ha pagado sobornos.

Con la campaña antisindical de la empresa, se ha prohibido al sindicato hablar a los trabajadores. Como el sindicato empezó a dirigirse a los trabajadores a través de la valla de la fábrica, la empresa la tapó.

El sindicato reaccionó utilizando una grúa para poder superar el obstáculo y dirigirse a los trabajadores con un megáfono. La empresa presentó entonces una denuncia, y los organizadores fueron detenidos por la policía. El tribunal emitió una orden restrictiva, prohibiendo a algunos dirigentes sindicales acercarse a la fábrica.

Todo ello son claras violaciones del derecho a la libertad de asociación, así de las políticas de las empresas para las que produce Beks.

La IndustriALL y Özİplik-İş informaron a Tchibo, H&M y M&S, y pidieron que se tomaran las medidas correctivas necesarias. Las marcas escribieron una carta conjunta al empleador, pero continúan las violaciones. La coalición de las marcas se reunió con Beks, y pidió al empleador que difunda un comunicado confirmando que respeta los derechos sindicales. Pero Beks sigue bloqueando al sindicato.

El secretario general adjunto de la IndustriALL Kemal Özkan dijo:

    “¿Por qué Beks tiene tanto miedo al sindicato y a su propio personal? Todos los trabajadores tienen derecho a unirse a un sindicato.

    Tenemos acuerdos con las marcas a las que suministra Beks para respetar los derechos sindicales. Ya estamos trabajando con ellas y ahora está totalmente claro que Beks viola nuestro acuerdo, por lo que esperamos que se tomen medidas urgentes para poner fin a esta situación.

    Apoyaremos a nuestro afiliado hasta que los trabajadores consigan el derecho a unirse a un sindicato.”

Actuemos

Haciéndonos una fotografía con una pancarta de solidaridad y compartiéndola en Facebook o Twitter, utilizando alguno de estos hashtags: #beksişçisiyalnizdegil #öziplikiş #beks #sendika #işçihakkı #çalışmahayatı #işçi