Huelga de los trabajadores metalúrgicos de Birleşik Metal İş ante Schneider Electric en Turquía, el 20 de enero, antes de alcanzarse el acuerdo.

Metalworkers refused to be intimidated by threats of dismissal after the strike was made illegal.

Workers also protested outside ABB on strike day.

There were noisy protests outside another Schneider Electric plant.

Victoria de los trabajadores metalúrgicos en Turquía

24.01.2017

La huelga de más de 2.000 trabajadores en Turquía ha tenido éxito, pues Birleşik Metal İş, afiliado a la IndustriALL Global Union, ha conseguido una importante victoria, con un mejor acuerdo para los trabajadores del metal.

La huelga de más de 2.000 trabajadores en Turquía ha tenido éxito, pues Birleşik Metal İş, afiliado a la IndustriALL Global Union, ha conseguido una importante victoria, con un mejor acuerdo para los trabajadores del metal.

Unos 2.200 trabajadores de tres empresas y 13 plantas de toda Turquía iniciaron la huelga el viernes 20 de enero, después de que fracasaran las negociaciones colectivas del sindicato con importantes multinacionales de equipo eléctrico: Schneider, General Electric y ABB.

A pesar de que el Gobierno turco promulgó rápidamente un decreto para aplazar y prohibir la huelga efectivamente, los trabajadores metalúrgicos la mantuvieron.

Tras conversaciones con la mediación del Ministerio de Trabajo el 23 de enero entre los representantes sindicales y la dirección en la capital, Ankara, se logró un avance. Las empresas mejoraron finalmente su oferta y llegaron a un acuerdo por el que se aumentan los sueldos de los trabajadores, las prestaciones sociales y la remuneración de las horas extraordinarias, además de otros beneficios.

El secretario general de Birleşik Metal İş, Özkan Atar, dice:

"Durante muchos años, los trabajadores no han podido ejercer en Turquía su derecho a la huelga, porque el Gobierno ha prohibido casi todas las huelgas alegando que eran una amenaza para la seguridad nacional o el orden público. Al no aceptar la prohibición, los trabajadores corrieron un enorme riesgo, pues esas grandes empresas de quipo eléctrico amenazaron con despedirlos por huelga ilegal. Pero nuestros miembros no se sometieron a las amenazas y establecieron una nueva vía para los trabajadores. Han reconquistado el derecho a la huelga para toda la clase obrera de Turquía.”

Al felicitar a Birleşik Metal İş y a sus miembros, el secretario general de la IndustriALL, Valter Sanches, dijo:

“Han mostrado que mediante la movilización, y no cediendo a las amenazas y a la intimidación, es posible ganar. Este es un importante ejemplo para todos nosotros. Las empresas multinacionales deben respetar las leyes internacionales sobre libertad de asociación y derechos de los trabajadores, dondequiera que operen, y no sólo cuando se ven obligadas a hacerlo.”

El acuerdo, que fue firmado por Birleşik Metal İş y la EMIS (Asociación de Empleadores de la Electromecánica), incluye:

  • Un aumento de 1,2 liras turcas (0,32 $ EE.UU.) + 7 por ciento de los salarios por hora durante los seis primeros meses del acuerdo. Por término medio, esto supone un 18,5 por ciento de aumento. En los 12 meses siguientes habrá un incremento de la tasa de inflación más 1 por ciento.
  • La duración del acuerdo será de dos años, en lugar de tres que habían pedido los empleadores.
  • Un aumento del 27 por ciento de las prestaciones sociales.
  • Las horas extraordinarias se pagarán al 200 por ciento las festividades religiosas.
  • Permiso pagado el Día Internacional de las Personas con Discapacidad.
  • Seguro de enfermedad privado para todos los trabajadores en ABB.

Huelga de los trabajadores metalúrgicos turcos ante General Electric el 20 de enero.

Los miembros de Birleşik Metal İş protestan airadamente ante Schneider Electric en Turquía antes de alcanzarse el acuerdo.