Trabajadores/as en una fábrica de prendas de vestir en Etiopía

Trabajadores/as en una fábrica de prendas de vestir en Etiopía

Vigorosa campaña de afiliación sindical logra nuevos miembros en zonas industriales de Etiopía

06.12.2017

La Federación Industrial de Sindicatos de Trabajadores del Textil, Cuero y Vestuario de Etiopía (IFETLGWU), organización afiliada a IndustriALL, se encuentra en una activa campaña de afiliación. Recientemente incrementó su membresía en 13.922 personas, de los cuales 9.802 son mujeres.

Los nuevos miembros afiliados provienen de 27 compañías en la zona industrial Bole Lemi en la capital, Addis Ababa, Dukem y Kombolcha en el noreste del país. Las zonas industriales de Etiopía, que se constituyeron como parte de los Planes Quinquenales de Crecimiento y Transformación del gobierno federal para promover la industrialización a través de la fabricación ligera, han brindado a los sindicatos, incluyendo la IFETLGWU, la oportunidad de organizar y sindicalizar a la fuerza de trabajo.

Se han establecido tres nuevas zonas industriales. Según informa la Corporación de Desarrollo de Zonas Industriales, una vez que estén en pleno funcionamiento, van a ofrecer empleo a 35.000 y 84.000 personas respectivamente. Una de estas zonas se dedicará solamente a las industrias textiles y de prendas de vestir y su cadena de valor.

Hay planes para establecer más de 12 zonas industriales en todo el país y promover el cultivo nacional de algodón que proveerá de materia prima a esa industria. Se está construyendo una línea de ferrocarril eléctrico de 700 kilómetros para conectar con el puerto de Djibouti a fin de exportar mercancías con mayor rapidez.

Las marcas mundiales que adquieren productos de Etiopía incluyen H&M, Tchibo y Phillips-Van Heusen (PVH). Otros compradores provienen de Bangladesh, China e India. Etiopía también es beneficiaria de la Ley de Crecimiento y Oportunidades para África, que otorga a algunos países de África Subsahariana condiciones comerciales preferenciales cuando exportan a los Estados Unidos.

Si bien los sindicatos acogen con agrado la creación de las indicadas zonas industriales y las inversiones en el sector textil y de prendas de vestir, les preocupa que los salarios sean tan bajos que no alcancen para satisfacer las necesidades fundamentales de los trabajadores/as. Los salarios iniciales del personal son de un promedio de aproximadamente US$ 40 en Etiopía, en comparación con US$ 68 en Bangladesh y US$ 500 en la China. Según la Comisión de Inversiones de Etiopía, el país tiene uno de los salarios mínimos más bajos de África, y más de 50 millones de potenciales jóvenes trabajadores/as menores de 24 años.

Además, los sindicatos quieren que se protejan los derechos de los trabajadores/as y que las fábricas operen en condiciones seguras. También se insta a los empleadores a no retener las cuotas que pertenecen a los sindicatos.

Mesfin Adenew, Presidente de la IFETLGWU, señaló:

Esta federación está trabajando intensivamente para procurar que se respete la Constitución del país y los Convenios 87 y 98 de la OIT sobre el derecho de sindicación y de negociación colectiva. Queremos que se protejan los derechos y beneficios de los trabajadores y trabajadoras. De lo contrario, no habrá paz industrial.

Por su parte, Fabian Nkomo, Secretario Regional de IndustriALL para África Subsahariana, afirmó:

Acogemos con agrado las políticas del gobierno de Etiopía que promueven la industrialización, pero no deberían ser a costa de la fuerza de trabajo. La industrialización debería conllevar mejores salarios para los trabajadores y trabajadoras, sacando sus vidas de la miseria; esto no es posible con salarios de sólo US$ 40 al mes. Estamos pidiendo mejores salarios en el sector textil y de la confección.

La campaña de sindicalización contó con el apoyo de la Confederación de Sindicatos de Etiopía, FNV Mondiall, la OIT, IndustriALL y Solidaridad.