Jump to main content
IndustriALL logotype

Violación de los derechos sindicales en Belarús

20 August, 2013En contravención de la legislación nacional, las autoridades belarusas tratan de cerrar una organización local del Sindicato de Trabajadores de la Industria Radioeléctrica y Electrónica (REP), afiliado a la IndustriALL en Belarús.

El 5 de agosto de 2013, el sindicato REP recibió una notificación el Comité Ejecutivo del Distrito de Borisov sobre la anulación del registro concedido a su organización local en Borisov. La notificación se recibió un mes después de que el sindicato REP enviara una solicitud al Comité pidiéndole que le ayudara a encontrar un local en la ciudad de Borisov para instalar la oficina local del REP y realizar sus actividades estatutarias. Lamentablemente, por razones nada claras, el propietario del edificio donde se encontraba anteriormente la oficina del sindicato, se negó a proporcionar la dirección legal a la organización y comunicó este hecho al Comité Ejecutivo. Sin embargo, el propietario no informó al sindicato de esta decisión.

De conformidad con la legislación nacional en Belarús, toda organización sindical local tiene que estar registrada por las autoridades locales. Ese registro se concede a condición de que haya una dirección legal, que se da sobre la base de la ubicación de la organización sindical.

La organización local del REP en la ciudad de Borisov fue registrada por el Comité Ejecutivo del Distrito de Borisov en febrero de 2007. Si bien la posibilidad de anular el registro está prevista en la ley, entre las razones enumeradas en la legislación belorusa no figura ningún período para cambiar la dirección legal, y no puede ser motivo para revocar el registro del sindicato local.

En este caso concreto, la decisión ilegal de anular el registro del sindicato local viola el Convenio núm. 87 sobre la libertad sindical y la protección del derecho de sindicación de la Organización Internacional del Trabajo (OIT) ratificado por la República de Belarús. No es el primer caso en que las autoridades belarusas se injieren en los asuntos internos de los sindicatos. En realidad, la OIT examina constantemente desde 2000 las violaciones de los derechos sindicales en Belarús, año en que sindicatos belarusos presentaron una queja conjunta por las violaciones de sus derechos. Belarús ha sido considerado varias veces un caso especial, pero sigue persistiendo la práctica de injerencia en los asuntos sindicales.

La IndustriALL Global Union se dirigió a la administración del presidente de la República de Belarús, el Ministerio de Justicia y el Comité Ejecutivo del distrito de Borisov, y les pidió que deroguen la decisión ilegal de anular el registro y que pongan fin a las represiones del sindicato REP y sus unidades estructurales. Además, la IndustriALL apeló a las autoridades de Belarús para que empiecen a cumplir las obligaciones de su país en el marco de la OIT y respeten los derechos de los trabajadores a unirse a los sindicatos y que éstos puedan realizar su labor sin injerencia de entidades oficiales.

La IndustriALL pide que se manifieste la solidaridad con el sindicato REP y se envíen cartas de protesta a las autoridades belarusas. La protesta puede transmitirse mediante un formulario especial publicado en esta página.