Jump to main content
IndustriALL logotype
Article placeholder image

Violentas consecuencias de la huelga camboyana

11 October, 2013Una huelga de los trabajadores de la confección en Camboya tras la demanda de un aumento salarial de 14 $ EE.UU. mensuales dio lugar a despidos masivos y arrestos en junio. Los trabajadores detenidos siguen en la cárcel, a la espera de los cargos que se presenten contra ellos.

En junio, uno de los sindicatos de trabajadores de la confección afiliados a la IndustriALL Global Union en Camboya, el FTUWKC, sufrió una violenta reacción por la huelga en demanda de un aumento salarial de 14 $ EE.UU. mensuales: 415 trabajadores identificados por la dirección como participantes en la huelga fueron despedidos. Los trabajadores de la fábrica de Sabrina en la provincia de Kampong Speu, al oeste de la capital Phnom Penh, producen para Nike, Wilson Sports Apparel y Lululemon Athletica.

Posteriormente se dictaron órdenes de detención  de 16 trabajadores que la dirección consideró responsables de la campaña sindical. Ocho trabajadores pasaron a la clandestinidad, y los otros ocho fueron encarcelados. Hoy día, cuatro meses después, todavía no se han presentado acusaciones contra ellos y permanecen en la misma celda de la prisión.

Sólo 50 de los más de 400 trabajadores despedidos no han sido readmitidos. La IndustriALL Global Union ha pedido al FTUWKC que proporcione una lista de los 50 trabajadores y que compruebe por qué no han vuelto al trabajo como los demás.

Dos mujeres que perdieron trágicamente a sus bebés en la huelga no han recibido aún ninguna compensación. En cambio, el médico de la empresa ha emitido una declaración en la que dice que no es probable que perdieran a sus bebés en la huelga.

La IndustriALL Global Union apoya las demandas del FTUWKC de que se libere inmediatamente a los ocho trabajadores detenidos y de que la dirección local de Sabrina entable un diálogo de buena fe.