Trabajadores protestando para que se readmita a los obreros despedidos en la filial de Yves Rocher (foto de Evrensel)

Trabajadores protestando para que se readmita a los obreros despedidos en la filial de Yves Rocher (foto de Evrensel)

"Yves Rocher, Actúe debidamente en Turquía. ¡Cese la represión sindical!

"Yves Rocher, Actúe debidamente en Turquía. ¡Cese la represión sindical!

Trabajadores protestando para que se readmita a los obreros despedidos en la filial de Yves Rocher (foto de Evrensel) "Yves Rocher, Actúe debidamente en Turquía. ¡Cese la represión sindical!

Yves Rocher tiene que readmitir a los trabajadores despedidos

28.06.2018

La gigantesca empresa francesa de cosméticos Yves Rocher todavía no ha hecho nada para resolver la importante violación  de la dirección de su importante fábrica en Turquía. Los 124 trabajadores despedidos por unirse a un sindicato siguen protestando ante la planta, exigiendo volver a trabajar.

Se está ejerciendo gran presión sobre Yves Rocher para que intervenga y ordene a su filial, Kosan Kozmetik, que readmita a los trabajadores despedidos en Gebze. Sin embargo, la única reacción pública de la empresa ha sido un tuit de aficionado que envía regularmente su departamento de comunicación. Ese tuit desdeñoso pretende que la filial de Yves Rocher de que se trata produce con el logotipo de la marca turca Flormar, que no tiene conexión con  Yves Rocher.

La IndustriALL ha respondido reiteradamente solicitando un mejor diálogo de la empresa  que un simple tuit.

En lugar de hablar con el sindicato, la dirección de la fábrica ha instalado alambre de espino alrededor de las vallas circundantes para mantener alejados a los trabajadores despedidos.

Uno de los trabajadores despedidos, Barış Tekin, se encuentra gravemente enfermo con insuficiencia renal, pero eso no impidió a la filial de Yves Rocher despedirle. Barış empezó a trabajar en la fábrica en 2006 y era un empleado con gran dedicación, a pesar de habérsele diagnosticado cáncer en 2010. Se unió a Petrol-Is con la mayoría de los trabajadores de Yves Rocher porque estaba harto del estancamiento de los bajos salarios. Y el empleador le despidió por eso.

Ahora están aumentando las acciones en apoyo de los trabajadores despedidos. Afiliados a la IndustriALL están enviando mensajes de solidaridad en todo el mundo, especialmente en Francia. El secretario general de la mayor confederación sindical de Francia, la CFDT, Laurent Berger, aprovechó su discurso en el Congreso de junio para destacar el antisindicalismo de Yves Rocher. El Congreso se celebró en Rennes, a pocos kilómetros de distancia de la sede de Yves Rocher.

Hay un enorme apoyo de la comunidad y de los sindicatos a los trabajadores de Yves Rocher despedidos. Todos los días se producen numerosas acciones y manifestaciones ante la fábrica y las tiendas de Flormar, y pidiendo que los trabajadores despedidos recuperen sus empleos. El eslogan de los trabajadores es

¡No a Flormar, la resistencia os enaltece!

A todos los trabajadores que siguen en sus puestos y han mostrado su apoyo a los compañeros despedidos se les está imponiendo ahora un permiso obligatorio.

La prensa francesa ha cubierto la campaña para que los miembros sindicales expulsados recuperen sus puestos. La IndustriALL ha solicitado oficialmente que el ministro francés de Trabajo intervenga ante Yves Rocher en el espíritu del proyecto de ley francés sobre el deber de custodia de las empresas matrices y subcontratistas (LOI n° 2017-399 du 27 mars 2017).

Ahora SumOfUs, el gran grupo de campañas internacionales, se ha hecho cargo del caso de Yves Rocher como campaña prioritaria. Miles de partidarios firman diariamente la petición en línea de SumOfUs de que Yves Rocher cese la represión sindical en Turquía.

¡Apoyemos a los trabajadores y unámonos a la campaña!

El secretario general adjunto de la IndustriALL Kemal Özkan dijo:

Ampliaremos esta campaña hasta que Yves Rocher actúe correctamente y devuelva sus empleos a los trabajadores despedidos. Nuestra próxima escalada serán acciones ante los edificios de Yves Rocher en París. Yves Rocher tiene que comportarse de acuerdo con sus propios compromisos éticos en este caso. Simplemente, readmitir a las 124 personas despedidas, reconocer su derecho a unirse a Petrol-Is y negociar un convenio colectivo.