Millones de trabajadores participan en la huelga general en la India

10.03.2012

Más de 100 millones de trabajadores participaron en la histórica huelga general de la India el 28 de febrero de 2012. La huelga fue convocada por los centros sindicales de la India, reivindicando la urgente intervención para controlar los precios, la creación de empleo, la estricta aplicación de las leyes laborales, la igualdad de remuneración por un trabajo de igual valor, la cobertura de la seguridad social universal para los trabajadores del sector no organizado y la inmediata ratificación de los Convenios núms. 87 y 98 de la OIT.

INDIA: En los tres últimos años, los sindicatos centrales de la India han luchado contra las políticas antilaborales del Gobierno de la India y han movilizado a millones de trabajadores para ejercer presión a fin de que el Gobierno aborde inmediatamente los candentes problemas que afrontan los trabajadores.

En respuesta a la huelga general en toda la India convocada por todos los sindicatos centrales, BMS, INTUC, AITUC, HMS, CITU, AIUTUC, AICCTU, UTUC, TUCC, LPF, SEWA, el 28 de febrero de 2012, millones de trabajadores pararon el trabajo. La huelga masiva afectó a los sectores sindicados y no sindicados de la economía, a saber, carbón acero, petróleo, telecomunicaciones, defensa, banca, seguros, electricidad, transporte, puertos y muelles, anganwadis, construcción, hornos de ladrillos, fabricación de beedi, etc. En la huelga participaron afiliados a la FITIM en diferentes partes del país.

Los huelguistas presionaron al Gobierno para que adopte medidas inmediatas sobre las once demandas siguientes:

  • Medidas concretas para contener el aumento de precios;
  • Medidas concretas para la creación de empleo;
  • Aplicación estricta de todas las leyes laborales básicas sin ninguna excepción ni exención, y rigurosas medidas punitivas por las violaciones;
  • Cobertura de la seguridad social universal para los trabajadores del sector no sindicado, sin ninguna restricción, y creación de un Fondo Nacional de Seguridad Social con recursos adecuados;
  • Cese de la desinversión en empresas del sector público centrales y estatales que tengan beneficios y sean socialmente estratégicas;
  • No subcontratación de trabajo de carácter permanente / perenne y pago de sueldos y prestaciones a los trabajadores por contrato a la misma tasa que se aplica a los trabajadores regulares de la industria/del establecimiento;
  • Enmienda de la Ley de salarios mínimos para garantizar la cobertura universal, independientemente de programas, y fijación de un salario mínimo estatutario no inferior a 10.000/- Rs., con indización;
  • Supresión de todos los topes sobre el pago y el derecho de primas, Fondo de Previsión; Aumento de la cuantía de las gratificaciones;
  • Pensión garantizada a todos;
  • Registro obligatorio de los sindicatos en un período de 45 días, y ratificación inmediata de los Convenios núm. 87 (Libertad sindical) y núm. 98 (derecho de sindicación y de negociación colectiva) de la OIT.

En un comunicado de prensa de 28 de febrero, los sindicatos criticaron la falta de voluntad del Gobierno de entablar discusiones significativas. Aunque la huelga fue anunciada por los sindicatos el 2 de diciembre de 2011, el Gobierno de la India no se dignó convocar a los sindicatos centrales para discutir con ellos. La clase trabajadora y sus sindicatos no aceptarán en modo alguno esta indiferencia y negligencia del Gobierno e intensificarán su lucha si no se abordan sus demandas básicas mediante acciones correctivas concretas, declararon los sindicatos en el comunicado de prensa.