Uno de los trabajadores heridos en las brutales agresiones.

Trabajadores golpeados se recuperan en el hospital.

Un trabajador muestra sus lesiones en la espalda.

Más de cincuenta personas resultaron heridas en las agresiones.

Un hombre se recupera de los golpes en el hospital.

Una mujer se recupera en el hospital.

El afiliado de la confeccion de la IndustriALL la NGWF celebra una conferencia de prensa el día siguiente a las agresiones del 16 de agosto en Gazipur (Bangladesh).

Bangladesh: Trabajadores de la confección de Haesong agredidos

23.08.2017

Más de 50 trabajadores de la confección de Haesong Corporation Ltd. en Bangladesh han resultado heridos al ser agredidos por matones a sueldo cuando participaban en una protesta pacífica contra el fabricante de jerséis el 16 de agosto.

El plantón y la huelga ante la sede de la empresa coreana en Hizalhati, Gazipur, fueron organizados por el afiliado a la IndustriALL Global Union la Federación Nacional de Trabajadores de la Confección (NGWF).

Entre los heridos figuraban la secretaria general y la vicepresidenta del sindicato. Además, un organizador de la NGWF fue secuestrado y liberado muchas horas más tarde, a las 9 de la noche. A pesar de numerosas peticiones, la policía local se negó presentar las reclamaciones de los trabajadores sobre el secuestro y las agresiones.

La causa de la manifestación fue un conflicto con Haesong, que suspendió a 218 trabajadores el 4 de abril. Los trabajadores exigían el pago de las vacaciones no disfrutadas en el año 2016.

Haesong presentó a los trabajadores una carta explicativa en la que decía que estaban suspendidos con el  pretexto de falsas acusaciones, incluido el paro laboral. Los trabajadores respondieron a la carta, pero la empresa no ha replicado desde entonces, ni ha despedido oficialmente a los trabajadores.

El 22 de junio de 2017, tras las protestas de los trabajadores, éstos llegaron a un acuerdo escrito con la dirección, que prometió pagarles todo lo adeudado y las compensaciones legales el 4 de julio de 2017. La empresa no cumplió lo prometido y se amplió el plazo hasta el 4 de agosto. Sin embargo, todavía no se ha pagado a los trabajadores, por lo que se manifestaron el 16 de agosto, y fueron agredidos.

La NGWF pide al Gobierno de Bangladesh que detenga y juzgue a al propietario de la fábrica, al director general y a los agresores. Los representantes de los trabajadores han instado también al Gobierno y a la Asociación de Fabricantes y Exportadores de Ropa de Bangladesh a que tomen medidas para que se pague inmediatamente a los trabajadores de Haesong todo lo adeudado legalmente. Han pedido al primer ministro de Bangladesh que intervenga para que el propietario de Haesong no pueda huir del país sin atender las demandas de los trabajadores.

Christina Hajagos-Clausen, directora del sector del textil y el vestido de la IndustriALL, dijo: “La IndustriALL condena firmemente las agresiones físicas a los trabajadores de Haesong y el secuestro de un activista sindical. Haesong tiene que respetar los derechos de los trabajadores, readmitir a los trabajadores suspendidos y pagarles inmediatamente sus prestaciones y sus sueldos. El Gobierno debe tomar medidas estrictas contra los agresores.”

Amirul Haque Amin, presidente de la NGWF, dijo: “Todos los trabajadores suspendidos tienen que ser readmitidos y los salarios y las prestaciones pendientes tienen que pagarse inmediatamente. La dirección de la fábrica ha de soportar todos los gastos del tratamiento médico de los trabajadores heridos. Entretanto, el Gobierno debe investigar y tomar medidas contra el agente de policía que se negó a recibir las reclamaciones de los trabajadores.”