Continúan negociaciones sobre sueldo mínimo en Bangladesh

07.11.2013

Los medios de comunicación occidentales informaron incorrectamente ayer que el salario mínimo mensual de los trabajadores de la confección en Bangladesh se había incrementado en un 77%, hasta alcanzar 5.300 taka (US$ 67). Sin embargo, la situación real es que continúan las negociaciones, y el Consejo de IndustriALL en Bangladesh ha seguido exigiendo que se aumenten los sueldos, hasta alcanzar un salario digno de US$120.

Las asociaciones empresariales BGMEA y BKMEA rechazaron públicamente el aumento del 77% propuesto por el Consejo de Salarios, y amenazó con cerrar fábricas como protesta si se exigía algún aumento superior a 4.500 taka.

Los trabajadores y trabajadoras se han visto perjudicados por el enorme aumento que se ha registrado recientemente en los precios de productos de primera necesidad y alimentos. El Consejo Nacional de Salarios Mínimos, que consta de seis integrantes, es un órgano tripartito, designado por el gobierno, encargado de revisar el sueldo mínimo de todos los sectores industriales en Bangladesh. El Consejo de IndustriALL en Bangladesh se mostró sorprendido por el pronunciamiento rápido del Consejo de Salarios, sobre todo sin amplia consultación. El Consejo de IndustriALL en Bangladesh había criticado anteriormente la elección del representante de los trabajadores en el Consejo de Salarios.

La propuesta de 5.300 taka incluye prestaciones para alimentos, viajes y alojamiento. En muchos casos, estas prestaciones ya se están pagando a los trabajadores; tienen un valor de aproximadamente 300 taka.

Nazrul Islam Khan, Presidente del Consejo de IndustriALL en Bangladesh (IBC), y su Secretario General Roy Ramesh Chandra, publicaron hoy una declaración conjunta en nombre del IBC, en la que critican severamente el más reciente pronunciamiento del Consejo gubernamental sobre salarios mínimos y la reacción agresiva de los propietarios de las fábricas.

Hoy, Jyrki Raina, Secretario General de IndustriALL Global Union, informó a los medios de comunicación lo siguiente:

IndustriALL Global Union considera de prioridad absoluta que los trabajadores y trabajadoras de todo el sector de la confección de Bangladesh comiencen a recibir un salario digno. IndustriALL apoya el principio de fijar un precio justo para los productos de confección. La próxima ronda de contratos de compra con las marcas debe tener en cuenta el aumento salarial.

He estado en conversaciones con BGMEA y BKMEA, donde expliqué que parte esencial de la labor que se debe realizar para que la industria de la confección de Bangladesh sea segura y sostenible, y para garantizar su futuro, es aumentar los salarios de los trabajadores de tal manera que alcancen el nivel de un sueldo digno, en vez de los bajos salarios actuales. Los otros aspectos de esta labor son cuestiones de la seguridad de la construcción de edificios y de sistemas contra incendios, y la libertad de sindicación.

IndustriALL ha participado en conversaciones con las marcas sobre la cuestión de los salarios mínimos, y estas empresas no se han opuesto a un aumento significativo. H&M, Primark e Inditex han manifestado claramente que apoyan tal aumento; esta semana, se ha informado que hasta Walmart apoya una revisión de los salarios.

Las 109 marcas y minoristas que han firmado con IndustriALL y UNI el histórico Acuerdo sobre Seguridad en la Construcción de Edificios y de Instalaciones de Sistemas contra Incendios en Bangladesh se han comprometido a permanecer en el país por largo plazo. Las marcas signatarias del Acuerdo constituyen un número importante de empresas de este sector que operan  en el país, y, por medio del Acuerdo, se han comprometido a tomar medidas para mejorar las condiciones de trabajo y proteger el empleo. Queremos que la industria de confección permanezca en Bangladesh, pero con empleos seguros y sostenibles y salarios dignos.

Hoy, alcanzan 109 las empresas que han firmado el Acuerdo, uniéndose a la amplia coalición con IndustriALL y UNI.