• Este artículo existe en:
  • en
  • es
  • fr

Merhaw Birhane, Gelane Senbetu, Fasika Bekele y Tegist Denget en la reunión en Addis Ababa, Etiopía.

Foto del grupo de talleristas

En Etiopía se exige dar prioridad a los derechos de las trabajadoras en el sector textil y de la confección

20.11.2017

En una reunión del proyecto de IndustriALL de potenciación sindical, celebrada en Addis Ababa, Etiopía, el 16 de noviembre, se acordó seguir apoyando la lucha por los derechos de las mujeres que trabajan en el sector textil y de la confección. La reunión contó con la participación de FNV Mondiaal, Solidaridad y la OIT. Otros temas clave estudiados en este taller fueron los convenios colectivos y las formas de promover la salud y seguridad en las fábricas.

Las mujeres del sector cuentan con representación de la Federación Industrial de Sindicatos del Textil, Cuero y Vestuario de Etiopía (IFETLGTU), organización afiliada a IndustriALL Global Union.

A principios de este año, se llevó a cabo un taller de adiestramiento para capacitadoras, que se centró en el tema de los derechos de las mujeres en el lugar de trabajo. 13 sindicalistas asistieron a este taller, que constituía una de las actividades encaminadas a aumentar la capacidad de las trabajadoras. Cuatro de las talleristas señalaron que entre los temas tratados figuraba protección de la maternidad, campañas sindicales para combatir la discriminación de género y el acoso sexual, el reconocimiento de las responsabilidades familiares por parte de los empleadores, e igualdad salarial por trabajo de igual valor.

En cuanto a la protección de la maternidad, las condiciones de trabajo eran tan malas que algunas trabajadoras no podían arriesgarse a regresar al trabajo después de haber tenido permiso por maternidad, ya que no contaban con nadie que les cuidara al bebé. Por ese motivo, se exige que las empresas proporcionen guarderías infantiles.

Las sindicalistas señalaron que gracias a la capacitación que habían recibido, había aumentado su sentido de decisión y valentía: ya no sentían miedo al dirigirse a la administración de la empresa. Se vieron bien preparadas para participar activamente en actividades sindicales, incluso como dirigentes; esperaban con entusiasmo la oportunidad de ofrecer capacitación a sus colegas en las fábricas de Addis Ababa, Bishoftu y otros lugares.

Al igual que en otros países de África Subsahariana, las mujeres constituyen la mayor parte de la fuerza de trabajo del sector textil y de la confección. Viven en la miseria, debido a que los sueldos que perciben, de unos US$ 40 al mes, son tan bajos que no alcanzan a pagar sus necesidades básicas. A consecuencia de esto, la IFETLGWU ha incluido la cuestión de los salarios mínimos entre los temas a tratar en futuras negociaciones con los empleadores. El sindicato también considera que, para mejorar los sueldos miserables, es importante alcanzar convenios colectivos que puedan garantizar salarios justos.

Los Acuerdos Marco Globales que IndustriALL ha firmado con marcas mundiales como H&M y Tchibo, que tienen fábricas en Etiopía, fueron herramientas útiles para evitar que se impusieran sueldos miserables a los trabajadores/as.

Además, al procurar que los empleadores cumplan con las normas de salud y seguridad y la legislación laboral, también podría disminuir el número de accidentes, mejorando a la vez las condiciones de trabajo.

Paule-France Ndessomin, quien es responsable de la región de África Subsahariana para IndustriALL, expresó lo siguiente:

“Nos comprometemos a mejorar la igualdad de género y a garantizar que la dirigencia sindical refleje a los miembros del sindicato. Cuando las mujeres expresan sus propios problemas laborales y sociales, comunican con mayor eficacia los problemas que les afectan en sus lugares de trabajo”.