Protesta de trabajadores/as frente a la fábrica de Mainetti Mainettech en Sri Lanka

Los trabajadores/as quieren que se respete su derecho a tener un sindicato en la fábrica de perchas.

Exigimos poner fin a las políticas antisindicales en la mayor empresa fabricante de perchas del mundo

30.08.2018

IndustriALL Global Union exige a Mainetti, el mayor fabricante mundial de perchas para prendas de vestir, detener la represión antisindical en su fábrica de Sri Lanka.

La administración de Mainettech Lanka (Pvt) Ltd, filial de Mainetti, insiste en no reconocer al Sindicato de Empleados de Zonas Francas y Servicios Generales (FTZ & GSEU, organización afiliada a IndustriALL), como interlocutor en la negociación colectiva. A consecuencia de esta posición patronal negativa, la empresa ha despedido al encargado de organización de la seccional sindical en cuestión.

El sindicato también informa que la empresa presionó a algunos miembros para que renunciaran al sindicato. Como resultado de la presión ejercida por la empresa, y por su campaña de amenazas de despidos masivos, los trabajadores/as decidieron disolver el sindicato.

El conflicto se prolongó durante varios meses. Comenzó luego de que FTZ & GSEU logró sindicalizar a 88 trabajadores/as en Mainettech Lanka (Pvt) Ltd, filial de Mainetti en Sri Lanka, sobrepasando el 40% de la fuerza de trabajo que un sindicato debe tener para ser reconocido como interlocutor en la negociación colectiva.

La compañía planteó que el sindicato no tenía suficientes miembros como para superar el 40% de representación. Sin embargo, FTZ & GSEU señala que un 60% de los trabajadores/as manuales con contratos permanentes en Mainettech Lanka son miembros del sindicato. Esta cifra no incluye a los trabajadores/as contratados a través de agencias ni aquellos que llevan menos de 90 días de trabajo en la empresa.

En febrero de 2018, Mainettech suspendió al encargado de organización, al vicepresidente y al secretario de la seccional sindical, argumentando que habían organizado reuniones sindicales durante horas de trabajo, interrumpiendo la producción. Sin embargo, el sindicato señala que no se realizaron tales reuniones. Después de una investigación interna, el encargado de organización de la seccional sindical, el Sr. G.G. Mahinda, fue despedido en mayo de 2018.

La empresa matriz, Mainetti, que emplea a más de 5.000 personas en 49 países, provee productos para algunas de las marcas más importantes del mundo, entre ellas Abercrombie & Fitch, Nike, Hugo Boss, Walmart, etc.

Después de que IndustriALL se comunicó con los clientes en abril de 2018 para informarles acerca del conflicto en su cadena de suministro, la administración de la filial de Sri Lanka comunicó que suspendería el diálogo sobre las reivindicaciones del sindicato. 

Según FTZ & GSEU, la administración siguió intimidando a los trabajadores/as, amenazando con el cierre de la fábrica si el sindicato no se disolvía. A consecuencia de esto, algunos miembros del sindicato firmaron cartas para renunciar a su membresía sindical.

En junio de 2018, Mainettech amenazó al presidente del sindicato con una acción disciplinaria por cargos falsos que él rechazó enérgicamente. Bajo presión cada vez mayor, liquidó el sindicato y se retiraron las acusaciones.

Mainettech también ha establecido un consejo de empleados sin otorgar derecho de voto a los trabajadores/as, y sin observar el protocolo establecido.

Anton Marcus, Secretario Adjunto de FTZ & GSEU, señaló: “La administración de Mainettech debe dejar de aplicar políticas antisindicales,  reinstalar al encargado de organización de la seccional sindical y dejar de usar el consejo de empleados para socavar el sindicato. Los trabajadores y trabajadoras deberían poder ejercer libremente su derecho de afiliación sindical tal como se establece en la constitución de nuestro país”.

Por su parte, Valter Sanches, Secretario General de IndustriALL, afirmó:

“Los trabajadores y trabajadoras de la filial de Mainetti en Sri Lanka realmente han sido abandonados, quedando sin sindicato, a pesar de su deseo de contar con la representación de nuestro afiliado. Instamos a Mainetti a intervenir para resolver el conflicto en Mainettech Lanka, para que FTZ & GSEU sea reconocido como legítimo interlocutor en la negociación colectiva. También queremos que se reintegre inmediatamente al antiguo encargado de organización de la seccional. Seguiremos en comunicación con las marcas que adquieren productos de Mainettech para que cumplan con sus acuerdos globales sobre el respeto de los derechos de los trabajadores y trabajadoras a lo largo de su cadena de suministro”.