Los sindicatos protestan fuera de la reunión

Activistas sindicales entregan prospectos a los accionistas

Activistas sindicales entregan prospectos a los accionistas

Activistas sindicales entregan prospectos a los accionistas

Activistas sindicales entregan prospectos a los accionistas

Activistas sindicales entregan prospectos a los accionistas

Lena Yuliana fuera de la reunión

Los sindicatos piden a LafargeHolcim que cumpla su palabra y respete la vida de los trabajadores

08.05.2018

Los sindicatos protestaron fuera de junta anual de accionistas de la empresa suiza LafargeHolcim cerca de Zurich hoy, exigiendo que la gigantesca cementera cumpla su palabra y firme un acuerdo marco global que proteja los derechos de los trabajadores en sus operaciones mundiales.

A la IndustriALL Global Union, la Federación Internacional de Trabajadores de la Construcción y de la Madera, la Federación Europea de Trabajadores de la Construcción y de la Madera y el afiliado suizo Unia se unieron representantes de los trabajadores de LafargeHolcim de Alemania, Bélgica, Canadá, Estados Unidos, Francia, India, Indonesia, Italia y Uganda.

En 2017, LafargeHolcim accedió a firmar un acuerdo marco global para garantizar los derechos de los trabajadores, del que forma parte la salud y la seguridad en el trabajo. Sin embargo, en enero de 2018 la empresa incumplió su palabra y volvió a la práctica de anteponer los beneficios a los derechos y la vida de los trabajadores.

Desde la fusión en 2015, LafargeHolcim ha reducido 35.000 empleos y centenares de trabajadores han perdido la vida. En 2016 murieron 86 trabajadores, y en 2017 otros 65. Como la fuerza de trabajo ha disminuido, la tasa de mortalidad por 100 millones de horas trabajadas ha aumentado. En 2018 ha habido más muertes.

Matthias Hartwich, director del sector de materiales de la IndustriALL, dice:

“Varios trabajadores han perdido ya la vida en 2018, entre ellos al menos dos en la India y uno en Bélgica. ¿Cuántos más han de fallecer para que LafargeHolcim decida participar en un verdadero diálogo social?

El elevado dividendo anual de 2 CHF destinado a sus accionistas se paga con la sangre, el sudor y las lágrimas de los trabajadores.”

El secretario general adjunto de la IndustriALL Kemal Özkan dijo:

“La empresa firmó un memorándum de entendimiento sobre un acuerdo marco global con nosotros en julio de 2017. Ya es hora de que cumplan su palabra y creen estructuras eficaces para salvar la vida de los trabajadores y mejorar el diálogo social.”

Lena Yuliana, trabajadora de LafargeHolcim de Indonesia, copresidenta del sector y miembro de la Federación de Sindicatos de Trabajadores del Cemento de Indonesia FSP ISI, pudo entrar a la reunión y dirigirse los accionistas. Les dijo:

"La seguridad es un problema que asusta a los trabajadores. En lugar de ayudarlos, si se produce un accidente, la dirección culpa al gerente de área o a los trabajadores, con una carta de advertencia sin proceder a una investigación adecuada ni la participación del sindicato. La seguridad y la salud no se limita al comportamiento correspondiente; se tiene que desarrollar conjuntamente entre la dirección, el sindicato y los trabajadores. No basta con un enfoque descendente.

Nosotros, los trabajadores de la mayor parte de las operaciones de LafargeHolcim estamos unidos en sindicatos. Nos sentimos felices cuando la dirección anunció el año pasado que habría un acuerdo marco global entre los sindicatos mundiales y LafargeHolcim como nueva empresa.

Pero cuando tuvimos conocimiento a comienzos de enero de 2018 de que la dirección había cambiado de opinión unilateralmente y no cumpliría su compromiso de firmar el acuerdo marco global sufrimos una conmoción."

Los sindicatos piden que LafargeHolcim:

  • Entable un verdadero diálogo con los sindicatos y firme el prometido acuerdo marco global
  • Aumente la protección de los trabajadores vulnerables, especialmente los trabajadores subcontratados y de terceros, y someta a control la externalización en la empresa
  • Dé prioridad a la prevención de las enfermedades profesionales, incluidas las enfermedades respiratorias causadas por la exposición al polvo
  • Respete las normas de salud y seguridad de la OIT y garantice que los sindicatos tengan acceso a los lugares de trabajo y el derecho a hacer inspecciones y formular recomendaciones