"Yo soy Boeing South Carolina"

Mecánicos de Boeing South Carolina votan a favor de afiliación al sindicato de maquinistas IAM

04.06.2018

Se ha registrado un gran avance en la campaña de sindicalización en curso cuando un grupo de mecánicos de preparación técnica de vuelo en la fábrica Boeing en Charleston, South Carolina, votaron a favor de afiliación a la Asociación Internacional de Maquinistas y Trabajadores Aeroespaciales (IAM), organización afiliada a IndustriALL Global Union.

Un comité de negociación de mecánicos encargados de seguridad de vuelo, que preparan los Dreamliner 787 antes de despegue, ha votado a favor de afiliarse al sindicato de Maquinistas. Los 176 trabajadores/as constituyen una parte de los 7.000 que trabajan en la planta de South Carolina, y este triunfo es un avance significativo en la prolongada lucha que se ha realizado para sindicalizar la planta.

Según las reglas de la Junta Nacional de Relaciones Laborales, grupos específicos (llamados “micro unidades”) que forman parte de la fuerza de trabajo de una empresa pueden realizar negociaciones sobre contratos sindicales si sus condiciones de trabajo cumplen con determinados criterios. El sindicato espera establecer un precedente con esta unidad micro, alentando el proceso de sindicalización en otras secciones.

La IAM representa a 35.000 trabajadores y trabajadoras de Boeing en 24 operaciones en EE.UU., pero anteriormente la compañía había logrado impedir los intentos de sindicalización en South Carolina. El sur de Estados Unidos es notoriamente antisindical y South Carolina cuenta con la densidad sindical más baja del sector privado en el país. Habían fracasado los intentos anteriores de sindicalizar la fábrica, incluyendo un intento en 2015, cuando la campaña antisindical fue encabezada por el gobernador del estado, Nikki Hailey, actualmente embajador de EE.UU. en la ONU.

Boeing también combatió la campaña actual de sindicalización, contratando a personal para dedicarse al trabajo antisindical y obligando a los trabajadores/as a asistir a reuniones antisindicales. La empresa presentó una impugnación judicial de última hora a la votación e intentó confiscar las urnas. Cuando se dio a conocer el resultado, la compañía manifestó su desilusión y se comprometió a intentar que esa votación sea calificada como ilegal.

Mike Evans, de la IAM, que encabezó la campaña de sindicalización en la planta, señaló:

“Esta elección nunca tenía como tema solamente los salarios. Los trabajadores y trabajadoras querían dignidad y coherencia en el lugar de trabajo. Con esta votación, esos objetivos se hacen más fáciles de alcanzar. Esperamos que Boeing haga lo correcto, aceptando realizar negociaciones de buena fe con los técnicos dedicados a la preparación de vuelos”. 

Por su parte, Georg Leutert, director del sector aeroespacial de IndustriALL, afirmó:

“En el sur de EE.UU., los empleadores, el gobierno y los miembros del Congreso trabajan en conjunto para crear un ambiente muy hostil para los sindicatos. Boeing hizo todo lo posible para evitar la sindicalización de estos trabajadores y trabajadoras. Sin embargo, el personal de la empresa optó por obligar a que se respete la dignidad del trabajador. Este es un avance importante, y esperamos dar otros pasos positivos en el futuro. Felicitamos a la IAM.

“Es hora de que Boeing se comporte con mayor sensatez, estableciendo relaciones productivas con el sindicato”.

La IAM representa a 600.000 miembros en compañías que incluyen Boeing, Lockheed-Martin, General Electric, United Airlines y Harley-Davidson.