Los miembros de VDSZ en Granite se han unido para exigir sus derechos

Mecánicos de turbinas en Hungría preparan huelga para exigir sueldos justos

10.06.2015

Miembros del sindicato VDSZ de Hungría están preparando un movimiento huelguístico en la empresa Granite, filial de General Electric. Los sindicalistas han criticado a la administración de Granite por incumplimiento de sus promesas y porque esa empresa sigue dando a los trabajadores húngaros un trato peor que a sus colegas en otras partes del mundo.

La Federación General de Trabajadores de la Química y Energía de Hungría (VDSZ) está pidiendo solidaridad internacional para apoyar a sus miembros en Granite Hungary. Granite tiene operaciones en 2.500 plantas en 100 países, empleando a 6.000 trabajadores; sin embargo, las condiciones de trabajo en Hungría son muy inferiores en comparación con los demás.

Los trabajadores de Granite realizan labores de mantenimiento de las turbinas y compresores que se utilizan en la generación de energía. Esta compañía multinacional tiene su sede en Florida, EE.UU., y es filial 100% propiedad de General Electric, GE.

Los empleados técnicos frecuentemente permanecen de guardia en caso de emergencia, y tienen que reaccionar inmediatamente cuando se necesita realizar reparaciones, lo que implica viajar a la planta en cuestión, que puede estar en cualquier parte del mundo. Cuando están de guardia, reciben un sueldo muy bajo, de 3 euros por hora. Las condiciones en los trabajos asignados son inadecuadas; los trabajadores húngaros se consideran víctimas de discriminación.

Establecieron su sindicato local en 2014, que se unió a la VDSZ. En abril de 2015 se realizaron negociaciones entre el nuevo sindicato local y la empresa Granite a nivel regional. Como la compañía todavía no hace caso a las reivindicaciones de los trabajadores, y no actúa conforme al convenio acordado, VDSZ se está preparando para la huelga con el fin de exigir el mismo trato que reciben los empleados de Granite en otros países, y también que sus sueldos se basen en el rendimiento.

La VDSZ cuenta con 30.000 miembros afiliados. Su Presidente, Tamás Székely, que es también miembro suplente del Comité Ejecutivo de IndustriALL Global Union, está en conversaciones con la administración de Granite. Los mensajes de solidaridad a los trabajadores de Granite se pueden enviar a [email protected].

Kemal Özkan, Secretario General Adjunto de IndustriALL Global Union, confirmó el apoyo de nuestra internacional, con las siguientes palabras:

No hay ninguna justificación para tratar a los empleados húngaros de Granite con menos respeto que a los trabajadores de máquinas de turbina de la misma empresa en otras partes del mundo. Son válidas sus reivindicaciones, pidiendo igualdad de trato y salarios justos. Seguimos pendientes de su lucha y vamos a celebrar el día que alcancen los aumentos salariales que merecen.