Trabajadores de Chevron protestan por los despidos

Trabajadores de Chevron protestan por los despidos

Trabajadores de Chevron protestan por los despidos

Trabajadores de Chevron protestan por los despidos

Trabajadores de Chevron protestan por los despidos Trabajadores de Chevron protestan por los despidos

Chevron: Despiden a trabajadores en Bangladesh con mensajes de texto

16.03.2016

Chevron, enorme empresa multinacional del sector energético, ha usado mensajes de texto para despedir a sus trabajadores; esto forma parte de un caso judicial en curso que se refiere a las políticas de intimidación que aplica la empresa con el fin de combatir las actividades de organización sindical.

Saiful Islam, Presidente del sindicato de trabajadores de Chevron en Bangladesh, fue despedido por la empresa en mayo de 2015 por haber realizado labores de sindicalización en su lugar de trabajo. Saiful informa que hasta la fecha la empresa ha usado mensajes de texto para despedir a 50 trabajadores, entre éstos ocho de los 12 dirigentes sindicales elegidos. En lugar de emitir cartas de despido formales, la compañía envió mensajes de texto a los trabajadores, informándoles que estaban despedidos.

La Federación de Trabajadores de la Química, Energía y Afines de Bangladesh (BCEF), organización afiliada a IndustriALL, que apoya la formación de un sindicato en Chevron, exige que la empresa reintegre a los trabajadores, que el trabajo que ejercen sea permanente, y que les permita formar un sindicato, de acuerdo con la legislación laboral vigente de Bangladesh.

Chevron opera en Bangladesh tras hacerse cargo de las operaciones de Unocal, hace 10 años atrás. La compañía es el mayor productor de gas natural en el país, así como el mayor inversor extranjero, y sus actividades constituyen un importante precedente.

Chevron conserva una política de contratos precarios, a veces hasta por 20 años. De la plantilla de 463 empleados directos, se ha concedido contratos permanentes a solamente 37 trabajadores.

Mantener a los trabajadores con contratos temporales durante más de tres meses constituye una violación de la legislación laboral de Bangladesh. El año pasado, los trabajadores de Chevron decidieron defender sus derechos, llamando a una asamblea general en el trabajo y estableciendo un sindicato.

El sindicato solicitó su registro oficial, después de afiliar a aproximadamente un 50% de la fuerza de trabajo.

Un grupo de trabajadores llevó el caso al Tribunal del Trabajo para exigir contratos de trabajo permanentes. El sindicato también solicitó a la Corte reconocimiento legal.

La compañía reaccionó de manera agresiva, despidiendo a 17 representantes de los trabajadores y llamando a la policía y fuerzas de seguridad, que bloquearon las oficinas del sindicato.

IndustriALL dirigió una carta a Chevron en septiembre del año pasado, protestando contra esta grave violación de los derechos de los trabajadores.

La compañía no respondió a la carta en cuestión; por el contrario, ha continuado con su política de matonaje, intimidación y acoso contra los trabajadores. Hoy, 16 de marzo de 2016, IndustriALL ha vuelto a escribir a la compañía, manifestando su indignación cada vez mayor por la constante violación por Chevron de los derechos de los trabajadores y de la legislación laboral del país.

Por su parte, Jyrki Raina, Secretario General de IndustriALL, señaló:

“La conducta de Chevron es una vergüenza. Ha cometido una grave falta de respeto hacia sus trabajadores, negándoles su derecho a la representación sindical. Apoyamos a la BCEF y exigimos que Chevron reintegre a los trabajadores, haciendo que sus puestos de trabajo sean permanentes y permitiéndoles formar un sindicato, de conformidad con la legislación laboral de Bangladesh”.