Reunión de los mineros de Glencore en la reciente visita de la IndustriALL a la RDC

El director de minería de la IndustriALL, Glen Mpufane, en un panel en la African Mining Indaba

El director de minería de la IndustriALL, Glen Mpufane, en un panel en la African Mining Indaba

El director de minería de la IndustriALL, Glen Mpufane, en un panel en la African Mining Indaba

Un miembro del afiliado a la IndustriALL TUMEC

RDC: La IndustriALL apoya el nuevo código de minería, y exige una mayor parte para los trabajadores

05.03.2018

Los afiliados a la IndustriALL Global Union en la República Democrática del Congo (RDC) TUMEC, CSC, UNTC y OTUC apoyan un nuevo código de minería que garantizará la recepción por el país de una mayor parte de los ingresos obtenidos de sus minas.

La RDC convertirá mañana en ley un nuevo código de minería, aprobado por el parlamento en enero de 2018, y anunciado en la African Mining Indaba en Ciudad del Cabo en febrero, en la que la IndustriALL participó como representante de los trabajadores.

Los sindicatos de la RDC creen que el código es progresista, pues en él se trata de abordar las lagunas que han llevado a las empresas mineras a acumular beneficios a expensas de los trabajadores y de las comunidades. Aunque la RDC es rica en recursos naturales, sus 80 millones de personas se encuentran entre las más pobres del mundo. A pesar de la inversión privada de miles de millones de dólares en la minería, los beneficios son muy limitados para la población del país.

La población de la RDC debe beneficiarse del actual auge de las materias primas encabezadas por el cobalto. La demanda de cobalto, impulsada por las baterías de los teléfonos inteligentes y de los automóviles eléctricos, ha disparado los precios un 127 por ciento en un año, situándose en 75.000 $ la tonelada, y los precios del cobre también han superado los 7.000 $.

En el código  se aumentan los impuestos y las regalías de las empresas mineras, y se abordan las preocupaciones por el medio ambiente y los derechos de las comunidades, especialmente las que dependen de la agricultura, afectadas por la minería.

Las regalías pasan del 2 al 3,5 por ciento para el cobre y el cobalto. Las regalías en los países vecinos son más altas: Zambia (6 por ciento), Ghana (5) y Tanzanía (4). La participación del Estado también pasa del 5 al 10 por ciento para la empresa minera estatal, Gécamines. Con el código se persigue igualmente aumentar los impuestos de las empresas del 30 al 35 por ciento.

A la introducción del nuevo código se oponen las empresas mineras Randgold, Glencore, China Molybdenam y Ivanhoe. Los directores ejecutivos viajaron a la RDC para presionar al presidente Joseph Kabila contra el código.

En una reciente visita a la RDC, la IndustriALL fue testigo de una marcada diferencia entre las terribles condiciones denunciadas por los trabajadores en las operaciones de Glencore y en minas artesanales de propiedad china y las que prevalecen en las operaciones de Gécamines. Sin embargo, Gécamines carece de capital para desarrollar el potencial minero en la RDC. El pequeño incremento de las regalías permitirá a la RDC disponer de capital para desarrollar la minería, crear empleos y mejorar la infraestructura, con inclusión de carreteras, escuelas y hospitales.

El secretario general de la IndustriALL, Valter Sanches, escribió al presidente Kabila para plantear las cuestiones de los sindicatos, y le dijo:

“Nos entristece e indigna lo que hemos descubierto: la experiencia cotidiana de abuso y violación de los derechos fundamentales de los mineros congoleños en esas operaciones se infringen totalmente las leyes del país y los convenios colectivos.

Teniendo en cuenta las pésimas condiciones de trabajo en las operaciones de algunas empresas multinacionales  mineras en el país, concedemos la máxima importancia a la aplicación real de este nuevo código de la minería.”