Sindicatos australianos luchan contra recortes que han aplicado contratistas en una de las plantas de gas

02.11.2017

El conglomerado de petróleo y gas ExxonMobil/Esso ha permitido que un contratista, UGL, recorte los salarios y condiciones de trabajo hasta en un 30%, introduciendo turnos muy perjudiciales para las familias de los trabajadores/as en Victoria, Australia. En señal de desconformidad, los trabajadores/as están realizando una acción de protesta de 24 horas diarias, los 7 días de la semana, frente a la planta de gas Longford en el sudeste de Victoria.

Desde el mes de junio, los miembros del AMWU, AWU y ETU, organizaciones australianas afiliadas a IndustriALL, vienen realizando una campaña para defender sus puestos de trabajo y su comunidad.

El contratista UGL está utilizando tácticas deshonestas, aprovechando lagunas en la legislación australiana, para tratar de obligar a los 200 trabajadores/as a aceptar un acuerdo aprobado por un puñado de trabajadores no relacionados en Western Australia, a muchos kilómetros de distancia de su lugar de trabajo.

Si se aceptara el acuerdo propuesto, daría como resultado un recorte salarial del 30% para los trabajadores en la planta de Longford, así como reducción de las prestaciones sociales y vacaciones anuales. Al establecer los turnos perjudiciales para la vida familiar, es posible que los trabajadores/as dejen de tener una semana de trabajo seguida por una semana de descanso, que se reemplazaría con cinco semanas de trabajo y una semana de descanso.

En un comunicado, los sindicatos australianos que luchan por sus miembros han señalado lo siguiente:

Una vez más, las corporaciones multinacionales llegan a Australia, explotando nuestros recursos, sin pagar impuestos y además recortan nuestros sueldos. La región de Victoria ya está sufriendo por la eliminación de una enorme cantidad de puestos de trabajo. Si se recortan los salarios de estos trabajadores y trabajadoras, se acarrearán consecuencias gravísimas para la economía local.

Por su parte, Kemal Özkan, Secretario General Adjunto de IndustriALL, señaló:

La plaga del trabajo precario está tratando de extender su control sobre la fuerza de trabajo, pero los sindicatos resisten a esa política. IndustriALL apoya esta campaña sindical y pide encarecidamente a Esso para que asuma responsabilidad sobre este tema en su cadena de suministro, participando con urgencia en un diálogo constructivo.

En Victoria, los trabajadores/as realizan el mantenimiento y las operaciones de las plataformas de Esso en tierra firme y costa afuera. A pesar de sus enormes riquezas y ganancias cada vez mayores, Esso pagó cero de impuestos por los AUS$ 8.500 millones que ganó en Australia el año pasado.

He aquí cómo Ud. puede apoyar a los trabajadores/as en su justa protesta: