Loading...

Los trabajadores y trabajadoras de la confección de Pakistán muestran solidaridad con las víctimas de Rana Plaza, pidiendo también mayor seguridad en las fábricas y justicia para las víctimas del incendio en Ali Enterprises.

Los trabajadores y trabajadoras de la confección de Pakistán muestran solidaridad con las víctimas de Rana Plaza, pidiendo también mayor seguridad en las fábricas y justicia para las víctimas del incendio en Ali Enterprises.

Los trabajadores y trabajadoras de la confección de Pakistán muestran solidaridad con las víctimas de Rana Plaza, pidiendo también mayor seguridad en las fábricas y justicia para las víctimas del incendio en Ali Enterprises.

Trabajadores exigen justicia al cumplirse el tercer aniversario del derrumbe de Rana Plaza

26.04.2016

El 24 de abril, los trabajadores de Bangladesh y Pakistán recordaron a las víctimas de Rana Plaza, exigiendo mayor seguridad en las fábricas, y castigo para los responsables de la tragedia que se produjo hace tres años en esa fábrica de prendas de vestir en Bangladesh.

Murieron más de 1.100 trabajadores y trabajadoras y más de 2.500 resultaron heridos en el derrumbe del edificio de esa fatídica fábrica Rana Plaza en Dhaka el 24 de abril de 2013.

Los sindicatos de los sectores del textil y de la confección afiliados a IndustriALL Global Union, junto con sus afiliados de los sectores de la metalurgia, química y desguace de buques, estuvieron presentes y unidos en una gran manifestación recordando esta desgracia; bajo la bandera del  Consejo de IndustriALL en Bangladesh, los dirigentes y trabajadores formaron una cadena humana, seguida de una conferencia de prensa frente al Club Nacional de Prensa en Dhaka.

Por otro lado, en Pakistán, la Federación Sindical Nacional (NTUF), organización afiliada a IndustriALL, convocó a una concentración y conferencia de prensa en el club de prensa de Karachi para extender la solidaridad y exigir justicia para las víctimas tanto de Rana Plaza como del incendio ocurrido en Ali Enterprises en Pakistán, que cobró la vida de 254 trabajadores y trabajadoras, el 11 de septiembre de 2012.

En la protesta de Dhaka, los trabajadores exigieron enérgicamente que el gobierno de Bangladesh entable una demanda contra el propietario de Rana Plaza, ya que solamente cuando los responsables sean castigados se logrará plena justicia para los muertos y heridos en esa catástrofe.

Los dirigentes sindicales manifestaron grave preocupación por el hecho de que muchas fábricas de confección siguen siendo peligrosas. Aunque el Acuerdo ha permitido alcanzar muchas mejoras en la seguridad de las fábricas, los dueños de las fábricas, las marcas y el gobierno todavía tienen mucho que hacer.

Apoorva Kaiwar, Secretaria Regional de IndustriALL para el Sur de Asia, señaló ante los sindicatos reunidos que es inaceptable que, aún después de Rana Plaza, los trabajadores y trabajadoras de la confección sigan enfrentando graves obstáculos para poder ejercer su derecho a la libertad de sindicación y que sufran de salarios terriblemente bajos y malas condiciones de trabajo. Kaiwar concluyó diciendo: “IndustriALL seguirá solidarizando con sus afiliados, especialmente en el sector de la confección; apoyamos todas las medidas que tome el Consejo de IndustriALL en Bangladesh”.

Christina Hajagos-Clausen, Directora del Sector del Textil y Confección de IndustriALL, hizo llegar la solidaridad de los sindicatos afiliados a IndustriALL en los sectores de la confección y textil en todo el mundo, y pidió a los trabajadores fortalecer su unidad.

Por su parte, Jenny Holdcroft, Directora de Políticas de IndustriALL, dijo lo siguiente: "No debemos permitir nunca que se olvide lo sucedido en Rana Plaza. Nuestra fuerza radica en la solidaridad de todos los sindicatos del Consejo de IndustriALL en Bangladesh, no solamente del sector de la confección, sino también de los sectores siderúrgico, de desguace de buques y de la química. La mayoría de los trabajadores de la confección aún no cuentan con la protección de un sindicato, y es nuestra responsabilidad sindicalizarlos”.

Nazrul Islam Khan, Presidente del Consejo de IndustriALL en Bangladesh, reconoció la labor que había realizado IndustriALL para lograr compensación para las víctimas y pidió que continúe este apoyo solidario para reforzar la lucha en favor de justicia para las víctimas de Rana Plaza y derechos laborales para los trabajadores y trabajadoras de la confección.