Larisa Kharkova

Larisa Kharkova

Tribunal de Kazajstán rechaza apelación de dirigente sindical

06.10.2017

El tribunal de la ciudad de Shymkent se negó a respaldar la apelación de la dirigente sindical Larisa Kharkova, quien fue condenada a una restricción de su libertad por cuatro años, en base a acusaciones de “abuso de poder” como Presidenta de la Confederación de Sindicatos Independientes de Kazajstán.

El 28 de septiembre, Kharkova recurrió a la corte para apelar contra su injusta sentencia, pero el juez, negando la intervención de otros testigos o de especialistas conocedores de los detalles del trabajo sindical, confirmó el veredicto anterior.

Larisa Kharkova, ex presidenta de la Confederación de Sindicatos Independientes de Kazajstán (KNPRK), fue condenada el 25 de julio, bajo falsas acusaciones, a cuatro años de restricción de su libertad de circulación y 100 horas de trabajo forzoso, con una prohibición de cinco años de ocupar cualquier cargo en una organización pública o no gubernamental. Kharkova tiene prohibido cambiar su lugar de residencia y lugar de trabajo. Se ha prohibido que la dirigente sindical visite determinados lugares; tampoco se le permite salir de su ciudad de residencia sin autorización.

Kharkova cree que sus derechos fueron violados debido a la falta de conocimientos del fiscal y del investigador respecto a la legislación nacional sobre los sindicatos. El abogado de Kharkova también manifestó que en el caso de Kharkova había muchas discrepancias e irregularidades, y que las acusaciones en su contra no se habían comprobado con evidencia y que debían ser consideradas por un tribunal civil o económico.

El juicio contra Kharkova se inició en base a las protestas de los trabajadores/as petroleros de la Oil Construction Company (OCC) de Kazajstán, que lucharon contra el cierre de KNPRK. Las autoridades identificaron a Nurbek Kushakbayev y Amin Yeleusinov como responsables de la huelga ilegal y en consecuencia fueron condenados a dos años y medio y dos años de cárcel.

Al mismo tiempo, los activistas sindicales del KNPRK denunciaron actos de intimidación. Hasta la familia de Kharkova fue víctima de este acoso. El 14 de septiembre, el coche de su hijo fue incendiado. Otros representantes de la KNPRK también informaron sobre irregularidades con sus vehículos y que les habían robado documentos de identidad.

Por su parte, Kemal Özkan, Secretario General Adjunto de IndustriALL Global Union, señaló:

“Este injusto veredicto de la corte, que sentenció a Kharkova en base a acusaciones sin fundamento, es asunto de gran preocupación para IndustriALL. Y ahora, como si no bastara con eso,  además de la preocupante criminalización de la labor sindical en Kazajstán, también se han visto actos de intimidación contra los dirigentes del KNPRK y los miembros de base, poniendo en peligro sus vidas.

“Exigimos que las autoridades kazajas inicien de inmediato una investigación adecuada de todos los casos relacionados con los miembros del KNPRK, que terminen la persecución contra Kharkova y otros dirigentes del KNPRK, y restablezcan la libertad de sindicación y el estado de derecho en Kazajstán. Un primer paso en este sentido es que se ponga en libertad a los dirigentes sindicales encarcelados Kushakbayev y Yeleusinov”.