• Este artículo existe en:
  • en
  • es
  • fr

Turquía: Los sindicatos unidos para reivindicar un salario digno en el sector del textil y el vestido

11.04.2018

Los sindicatos del sector del textil, el vestido y el cuero de Turquía prometieron su apoyo a la iniciativa innovadora mundial ACT (Acción, Colaboración, Transformación), encabezada por la IndustriALL Global Union y marcas y minoristas para lograr salarios dignos en el sector.

Este compromiso se anunció en una reunión en Estambul en la que empresas firmantes de la ACT se reunieron con la IndustriALL y sus afiliados turcos – Teksif, Öz İplik İş, Disk/Tekstil y Deriteks – para discutir la aplicación de la ACT en la industria de la confección turca.

La iniciativa ACT está realizando acciones similares en los principales países productores de textiles y prendas de vestir para transformar la industria  con salarios dignos para los trabajadores mediante la negociación colectiva a nivel industrial vinculada a prácticas de compra.

En la mayoría de los países productores de textiles y prendas de vestir, incluida Turquía, los salarios de los trabajadores se fijan actualmente muy por debajo de un salario digno. Cada vez hay más conciencia de que los minoristas y las marcas por sí solos no pueden subir los salarios de los trabajadores en la cadena de suministro de textiles y prendas de vestir para llegar a un salario digno. La finalidad de la ACT es agrupar a las marcas y a los minoristas mundiales, los sindicatos, los fabricantes y los gobiernos para trabajar juntos a fin de conseguir salarios dignos.

Los sectores del textil, el vestido y el cuero se encuentran entre los principales impulsores de la economía en Turquía, por ser una de las tres mayores industrias de exportación. Turquía es uno de los países de mayor producción de textiles y prendas de vestir. Si bien según las cifras oficiales hay alrededor de un millón de trabajadores empleados en el sector, en varios estudios se habla de al menos el doble, debido a la economía no registrada.

El salario mínimo legal lo determina anualmente la Junta de Salarios Mínimos, integrada por representantes del Gobierno, los empleadores y los sindicatos. La Junta toma sus decisiones por mayoría de votos. En general, el salario mínimo se establece por acuerdo del Gobierno y los empleadores, con la oposición de los sindicatos.

El salario mínimo legal en  2018 es de 2.029,50 TRY brutos (unos 500 $ EE.UU.) y de 1.603,12 TRY netos (unos 400 $ EE.UU.). La mayoría de los trabajadores del textil y el vestido ganan en torno al salario mínimo, que dista mucho de un salario digno.

Los participantes debatieron en la reunión cómo los mecanismos de fijación del salario mínimo han resultado insuficientes para elevar los salarios a un salario digno, y como la ACT trabajará para establecer convenios colectivos a nivel de la industria basados en el mecanismo de salario mínimo, que permitan lograr salarios dignos, negociados por los sindicatos nacionales y los fabricantes.

Los participantes reconocieron que la función de las prácticas de compra es esencial para lograr salarios dignos. Los miembros de la ACT seguirán trabajando para conseguir que sus respectivas prácticas de compra faciliten el pago de un salario digno.

Los afiliados turcos a la IndustriALL hicieron varias sugerencias sobre dónde las prácticas de compra de las marcas han tenido el  mayor impacto negativo sobre los sueldos y las condiciones de trabajo, incluidas las negociaciones de precios, la debida determinación del precio del trabajo, la previsibilidad, la planificación y la previsión.

Antes de la reunión con firmantes de la ACT, los afiliados turcos a la IndustriALL acordaron intensificar su diálogo y colaboración para llegar a posiciones conjuntas y adoptar acciones comunes cuando sea posible. Esto abarca también la coexistencia en procesos, proyectos y estructuras relevantes de los acuerdos marcos globales firmados por la IndustriALL y la colaboración y el trabajo conjunto en el proceso de ACT.

“Expresamos nuestras más sinceras felicitaciones a nuestros afiliados turcos en el sector del textil, el vestido y el cuero sobre su verdadera y sincera labor para cooperar entre sí”, dijo la secretaria general adjunta de la IndustriALL Jenny Holdcroft.

“Ya hemos realizado una satisfactoria labor ejemplar en Turquía utilizando acuerdos marco globales en la organización sindical y el desarrollo del diálogo social en varios proveedores. Ahora es el momento de introducir la iniciativa ACT para mejores salarios en el sector. Estoy segura de que lo lograremos."