Miembros del Comité de Mujeres de Zimbabwe de la IndustriALL

El coro del ZCTU cantando en conmemoración del Día del Trabajo Decente

Trabajadores asistiendo a la reunión del ZCTU para conmemorar el Día del Trabajo Decente

Zimbabwe: Los sindicatos organizan a pesar de todo

18.10.2017

La reunión del Comité de Mujeres de la Industrial Global Union celebrada en Harare el 13 de octubre insistió en que, para ser eficaces en la lucha por los derechos de los trabajadores, los obreros de Zimbabwe tienen que afiliarse a los sindicatos.

Sólo organizando a más trabajadores pueden los sindicatos crear la fuerza necesaria para hacer frente a los empleadores sobre las violaciones de los derechos de los trabajadores, como el atraso en el pago de salarios, la discriminación de género y el acoso sexual.

Los informes sobre las acciones de organización y reclutamiento del proyecto de potenciación sindical de las organizadoras de siete afiliados a la IndustriALL en los sectores de la química, la energía, la confección y los textiles, la ingeniería, los metales, la minería y la automoción no sólo pusieron de manifiesto los logros sino también las dificultades.

En las campañas de sindicación en los lugares de trabajo se discutieron la importancia de afiliarse a los sindicatos, los derechos de los trabajadores, la salud y la seguridad y la protección social. También se desarrollaron las políticas de género.

En la reunión se debatió cómo la organización de los trabajadores ha resultado muy afectada por la crisis política y económica actual. La crisis, que alcanzó su punto máximo en 2008, llevó al colapso a la mayoría de los sectores industriales. La hiperinflación alcanzó niveles sin precedentes y se abandonó la moneda local. El paro se estima en torno al 90 por ciento, y la mayoría de los trabajadores están empleados ahora en el sector informal.

La mayor parte de las industrias de Zimbabwe han cerrado, han reducido las horas de trabajo o están despidiendo personal. Para los trabajadores que todavía tienen empleo, el día de paga puede variar de un mes a más de 12 meses. Algunos empleadores sólo pagan el 25 por ciento de los salarios. No existen prestaciones como la asistencia médica y la pensión.

Si bien se perciben cuotas sindicales de los trabajadores, a veces no se pagan a los sindicatos de acuerdo con las leyes, por lo que empeoran las finanzas sindicales.

Los afiliados se comprometieron a seguir luchando contra el pago irregular de los salarios por la mayoría de los empleadores. Según un informe del Instituto del Trabajo y de Investigación del Desarrollo Económico de Zimbabwe, el robo de salarios es cosa corriente.

“Este impago de lo que corresponde legalmente a los trabajadores es un robo salarial, puesto que los empleadores quitan dinero que pertenece a sus empleados y se lo quedan. Es un clara violación de las normas internacionales del trabajo y de la legislación nacional sobre el empleo de los trabajadores.”

El Zimbabwe Congress of Trade Unions ha hecho campaña contra el robo salarial, que ha afectado a más de 120.000 trabajadores.

Angeline Chitambo, presidenta de la Zimbabwe Energy Workers Union y copresidenta regional para el África Subsahariana de la IndustriALL, dijo que el Comité de Mujeres ha desempeñado “un papel muy importante en la movilización de la participación y el activismo de las mujeres en los sindicatos”, y “en la lucha contra la globalización y el neoliberalismo en todas sus formas”.

Fabian Nkomo, secretario regional de la IndustriALL para el África Subsahariana, dijo:

“Es inaceptable que los empleadores no paguen los salarios a tiempo. Seguiremos apoyando al Comité de Mujeres en sus esfuerzos para acabar con esta explotación de los trabajadores.