• Este artículo se encuentra disponible en:
  • en|
  • es|
  • fr|
  • ru

Trabajadores metalúrgicos de Africa y Europa debaten sobre AAE y empleos industriales para Africa

27.09.2010 

Afiliados a la FITIM de países africanos y europeos y de la FEM analizan el impacto de la política comercial de la UE sobre el desarrollo y evalúan el futuro de la industrialización en Africa.

AFRICA: Los líderes de sindicatos de trabajadores metalúrgicos afiliados a la FITIM en Europa y en 14 países africanos de habla inglesa y portuguesa y de la Federación Europa de Metalúrgicos (FEM) se reúnen en Johannesburgo (Sudáfrica) del 21 al 23 de septiembre para discutir las repercusiones de los Acuerdos de Asociación Económica (AAE) entre la UE y países africanos sobre los empleos y la industrialización en los países en desarrollo y emergentes.

Se analizó la función de Africa en el comercio mundial como proveedor esencial de productos básicos - energía y minerales - y como gran mercado para la creciente expansión de China. Los participantes africanos expresaron preocupaciones acerca de la presión ejercida por la UE sobre los gobiernos africanos en las negociaciones en curso sobre AAE con el fin de obtener aperturas en sectores con gran intensidad de mano de obra o de importancia estratégica para sus políticas sociales y de desarrollo. Las consecuencias previsibles serían una considerable pérdida de libertad de acción para los países africanos, por lo que resultarían severamente debilitadas sus políticas de empleo y desarrollo industrial.

Es interesante señalar que participantes de países industriales, como Canadá, manifestaron preocupaciones similares en relación con la negativa evaluación de los sindicatos del posible impacto de un AAE entre su país y la UE. También se analizó a fondo la experiencia de la India en la liberación del comercio, con conclusiones sobre un posible AAE entre la UE y la India que reflejaba las preocupaciones expresadas por los participantes africanos y europeos.

Se criticó la insistencia de la UE en la inclusión en AAE de cláusulas como la de NMF (nación más favorecida), que menoscabarían seriamente las perspectivas de Africa para la cooperación Sur-Sur y su elección de otros asociados comerciales. Además, la estrategia de la UE para negociar separadamente con países africanos socava los esfuerzos de Africa para una integración regional tan necesaria que es crucial en particular para la integración de cadenas productivas y para la industrialización. A este respecto, se presentó un profundo análisis de la experiencia de los sindicatos en América Latina respecto a los procesos de integración regional.

En una mesa redonda con el Gobierno sudafricano, el representante del Departamento de Comercio e Industria presentó un nuevo marco de política comercial que se centra en la integración estratégica de medidas concretas de liberalización del comercio con objetivos de política industrial. A este respecto, la política arancelaria se convierte en un instrumento de política industrial. El marco, basado en la salvaguardia del margen de actuación de Sudáfrica en negociaciones multilaterales y bilaterales, sobre relaciones Sur-Sur, y sobre la finalidad de trabajo decente, se inspira en un modelo de integración de regionalismo para el desarrollo. La extensión de cadenas de valor regional con la creación de complementariedad industrial sigue siendo posible para Africa en la era de la globalización. Se está estableciendo un nuevo enfoque en las relaciones económicas con China. El representante del Departamento de Desarrollo Económico destacó la exitosa creación de dos millones de nuevos empleos, que no corresponden, sin embargo, al sector manufacturero sino al de los servicios, y que son accesibles para los ricos. Esto refleja una disparidad de ingresos cada vez mayor que es preciso abordar urgentemente. Además, hay que adoptar medidas sociales junto con políticas de desarrollo industrial, a fin de garantizar ingresos a los desempleados mientras se crean empleos en la industria, lo que lleva tiempo. Simultáneamente, hay que abordar asimismo todas las medidas sobre política de desarrollo en forma integrada, así como la desigualdad. Los objetivos de desarrollo regional no puede tratarse mediante eslóganes, y es menester adoptar medidas realistas para gestionar la transición sin pérdidas de empleos.

Todos los participantes, en particular de países africanos y europeos, convinieron en la necesidad de establecer un diálogo permanente entre los trabajadores metalúrgicos que intervienen en negociaciones de AAE, para abordar urgentemente todos los aspectos potencialmente perjudiciales para los trabajadores, y examinar conjuntamente soluciones de compromiso justas de los posibles conflictos de intereses entre los trabajadores de los países concernidos. Se pidió a los organismos sindicales regionales e internacionales que faciliten esa investigación con fines de solidaridad. Los delegados africanos propusieron que sus contrapartes europeos apoyen mediante iniciativas concretas el derecho de los países africanos a la libre determinación y que se lleven a cabo acciones conjuntas.

Se dispondrá pronto de los textos de todas las contribuciones.

©2014 – industriALL