Miembros de Birleşik Metal-İş frente a las instalaciones de Posco Assan

Piquete de miembros del sindicato KMWU en Posco, frente a Posco en Corea

Piquete de miembros del sindicato KMWU en Posco, frente a Posco en Corea

Protesta de miembros de Birleşik frente al consulado de Corea

Trabajadores/as de Posco en Corea demuestran solidaridad con sus compañeros en Turquía

Trabajadores/as de Posco en Corea demuestran solidaridad con sus compañeros en Turquía

Trabajadores/as de Posco en Corea demuestran solidaridad con sus compañeros en Turquía

Trabajadores/as de Posco en Corea demuestran solidaridad con sus compañeros en Turquía

Trabajadores/as de Posco en Corea demuestran solidaridad con sus compañeros en Turquía

Trabajadores/as de Posco en Corea demuestran solidaridad con sus compañeros en Turquía

Trabajadores/as de Posco en Corea demuestran solidaridad con sus compañeros en Turquía

Trabajadores/as de Posco en Corea demuestran solidaridad con sus compañeros en Turquía

Trabajadores/as de Posco en Corea demuestran solidaridad con sus compañeros en Turquía

Trabajadores/as de Posco en Corea demuestran solidaridad con sus compañeros en Turquía

Trabajadores/as de Posco en Corea demuestran solidaridad con sus compañeros en Turquía

Trabajadores/as de Posco en Corea demuestran solidaridad con sus compañeros en Turquía

Trabajadores/as de Posco en Corea demuestran solidaridad con sus compañeros en Turquía

Trabajadores/as de Posco en Corea demuestran solidaridad con sus compañeros en Turquía

Trabajadores/as de Posco en Corea demuestran solidaridad con sus compañeros en Turquía

Trabajadores/as de Posco en Corea demuestran solidaridad con sus compañeros en Turquía

Piquete de miembros del sindicato KMWU en Posco, frente a Posco en Corea

Protesta de miembros de Birleşik frente al consulado de Corea

Protesta de miembros de Birleşik frente al consulado de Corea

Protesta de miembros de Birleşik frente al consulado de Corea

Birleşik members protest outside Kibar Holding

Aumenta solidaridad mundial protestando por el despido de 80 sindicalistas en Posco Assan, Turquía

06.12.2017

Los trabajadores/as metalúrgicos de Corea han manifestado su solidaridad, protestando por el despido de 80 sindicalistas en la planta siderúrgica de Posco Assan en Kocaeli, Turquía.

El despido de estos trabajadores/as miembros de Birleşik Metal-İş, organización afiliada a IndustriALL Global Union, responde a la intransigente prohibición de la empresa Posco, que se resiste a la sindicalización de su fuerza de trabajo en Turquía. Posco, que en términos de magnitud es el quinto productor de acero del mundo, ha despedido a 80 sindicalistas en total. Los despidos más recientes se produjeron después de que el sindicato solicitara al Ministerio del Trabajo un certificado de mayoría que les otorgara el derecho legal de representar a los 420 trabajadores/as de la empresa.

Los administradores de la compañía tratan de intimidar a la fuerza de trabajo, diciendo a los trabajadores/as en la fábrica que la empresa nunca aceptará ni se reunirá con el sindicato.

Esta empresa en cuestión, de propiedad coreana, tiene una política de no permitir la formación de sindicatos.

En una carta de solidaridad que se envió a Birleşik Metal-İş, Kim Ho-Gyu, Presidente del Sindicato de Trabajadores Metalúrgicos de Corea (KMWU), señaló:

“En Corea, la empresa Posco tiene mala fama por su despiadada política de severa represión antisindical. Desde que se fundó la compañía en 1968, que fue durante la época de la dictadura militar en Corea del Sur, muchos trabajadores y trabajadoras han intentado establecer sindicatos democráticos, pero Posco atropelló los derechos humanos y laborales, conformando un imperio capitalista completamente insensible”.

Kim instó a los trabajadores/as en Turquía a insistir en la lucha sin claudicar, diciendo:

“Por fin, estos largos años de lucha, en que los trabajadores y trabajadoras han venido golpeando las paredes de la fortaleza del imperio Posco, han creado suficientes grietas para comenzar a abrirse paso”.

El KMWU está librando una larga y dura lucha para lograr reconocimiento por parte de la compañía. Debido a la política empresarial de no permitir la creación de sindicatos, sólo algunos trabajadores/as precarios se han podido sindicalizar, pero ninguno de los empleados directos. En las plantas de Posco en Corea, los trabajadores/as subcontratados y precarios constituyen la mayoría de la fuerza de trabajo, a pesar de que los tribunales dictaminaron que esta forma de subcontratación es ilegal y que se debería regularizar el presente sistema de contratación.

El KMWU exige que Posco regularice la situación laboral de los trabajadores/as precarios; que la empresa deje de amenazar a los empleados para obligarlos a abandonar el sindicato; que reconozca y firme un convenio colectivo con la seccional local que se ha establecido más recientemente para representar a los trabajadores/as subcontratados de Posco; y que se reincorpore a los trabajadores/as despedidos durante el proceso de sindicalización.

Los miembros de la seccional sindical local de trabajadores/as subcontratados en las plantas de Pohang y Gwangyang enviaron mensajes de solidaridad a la fuerza de trabajo en Turquía y realizaron una manifestación frente a las instalaciones de la empresa.

En Turquía, los miembros del sindicato Birleşik realizaron una protesta frente a la fábrica, y también frente a Kibar Holding, empresa turca de propiedad conjunta con Posco. El sindicato también llevó a cabo una manifestación frente al consulado de Corea, exigiendo que la empresa respete los derechos laborales.

Kim, el Presidente del KMWU, terminó su carta de solidaridad diciendo lo siguiente:

“Nuestro mensaje para nuestros camaradas es el siguiente: No se dobleguen ante la implacable y violenta represión que ejerce Posco. Del mismo modo como una sola gota de agua es débil, pero una inundación de agua puede penetrar los muros, puede que un trabajador o trabajadora no tenga fuerza en forma individual, sin embargo si actuamos juntos y unidos, nuestra fuerza se vuelve insuperable. Ellos saben esto también.

“La única razón por la cual responden con brutalidad y represión antisindical es porque tienen miedo. Estoy convencido de que es seguro que, unidos en la lucha, los trabajadores y trabajadoras van a triunfar”.

Por su parte, Kemal Özkan, Secretario General Adjunto de IndustriALL, afirmó:

“Nuestros afiliados en Corea y Turquía han visto los resultados de la política antisindical de Posco. Se enfrentan a la misma lucha, y se unen para desafiar a Posco. IndustriALL seguirá apoyando su acción. Unidos, podemos obligar a esta empresa a que acuda a la mesa de negociaciones”.