A consecuencia de la catástrofe, el trabajador de desguace Khuda Bux Gadani, 19, sufrió graves quemaduras y quebró una pierna. Foto: IndustriALL/Amar Guriro

A consecuencia de la catástrofe, el trabajador de desguace Khuda Bux Gadani, 19, sufrió graves quemaduras y quebró una pierna. Foto: IndustriALL/Amar Guriro

Una enorme explosión abrió una brecha en la estructura del buque petrolero en el astillero de desguace de Gadani, Pakistán. Foto: IndustriALL/Amar Guriro

Una enorme explosión abrió una brecha en la estructura del buque petrolero en el astillero de desguace de Gadani, Pakistán. Foto: IndustriALL/Amar Guriro

Azeema y Muhammad Hassan perdieron a su hijo de 18 años en el incendio del buque petrolero. Foto: IndustriALL/Amar Guriro

Azeema y Muhammad Hassan perdieron a su hijo de 18 años en el incendio del buque petrolero. Foto: IndustriALL/Amar Guriro

"Lo mandé a trabajar, no a morir”, dijo Azeema Hassan, cuyo hijo Sanaullah murió en el incendio del buque petrolero. Foto: IndustriALL/Amar Guriro

"Lo mandé a trabajar, no a morir”, dijo Azeema Hassan, cuyo hijo Sanaullah murió en el incendio del buque petrolero. Foto: IndustriALL/Amar Guriro

Los servicios de rescate sólo podían mirar, sin poder hacer nada, a medida que el incendio ardía furiosamente en el buque petrolero, prolongándose por más de dos días. Foto: IndustriALL/Amar Guriro

Los servicios de rescate sólo podían mirar, sin poder hacer nada, a medida que el incendio ardía furiosamente en el buque petrolero, prolongándose por más de dos días. Foto: IndustriALL/Amar Guriro

A consecuencia de la catástrofe, el trabajador de desguace Khuda Bux Gadani, 19, sufrió graves quemaduras y quebró una pierna. Foto: IndustriALL/Amar Guriro Una enorme explosión abrió una brecha en la estructura del buque petrolero en el astillero de desguace de Gadani, Pakistán. Foto: IndustriALL/Amar Guriro Azeema y Muhammad Hassan perdieron a su hijo de 18 años en el incendio del buque petrolero. Foto: IndustriALL/Amar Guriro "Lo mandé a trabajar, no a morir”, dijo Azeema Hassan, cuyo hijo Sanaullah murió en el incendio del buque petrolero. Foto: IndustriALL/Amar Guriro Los servicios de rescate sólo podían mirar, sin poder hacer nada, a medida que el incendio ardía furiosamente en el buque petrolero, prolongándose por más de dos días. Foto: IndustriALL/Amar Guriro

Pakistán: urge compensación equitativa para las víctimas del incendio de Gadani

24.11.2016

Más de tres semanas después del incendio mortal que se produjo en un petrolero en el astillero de desguace de Gadani en Pakistán, los trabajadores y familiares de los muertos luchan para sobrevivir y recibir atención médica adecuada.

Khuda Bux Gadani, de diecinueve años, quien sufriera graves quemaduras y una pierna quebrada como consecuencia de su terrible experiencia, dijo:

"Yo estaba trabajando en la parte superior de la nave cuando de repente hubo una explosión y en poco tiempo la nave se incendió. Sentí que ardía mi pierna izquierda ardiendo y pensé que me iba a morir. Decidí saltar al mar, pero era de muy poca profundidad, así que cuando salté de unos 100 pies de altura (30 metros), me rompí la pierna derecha. Estaba tirado en el agua durante aproximadamente una hora, hasta que llegaron unos trabajadores en un bote; nos rescataron y nos llevaron al hospital, donde había muchos compañeros de trabajo".  

Khuda fue llevado inicialmente al Hospital Civil de Karachi, pero más tarde se le pidió que se fuera y lo llevaron a un hospital del gobierno en la ciudad de Hub, donde no hay unidad para tratamiento de quemaduras. Se encuentra dentro de una red para proteger sus heridas de moscas y mosquitos. No hay aire acondicionado en el hospital y las ventanas están abiertas. Ya muy pobre y ayudando a su padre a sostener a una familia de diez personas, Khuda no ha tenido ninguna ayuda para pagar el tratamiento.

Por lo menos 26 trabajadores perdieron la vida, 50 resultaron heridos y otros están desaparecidos, se cree que están muertos. Se dice que en el momento del incidente, los trabajadores estaban extrayendo el petróleo de los tanques cuando las chispas de un soplete provocaron una enorme explosión. El incendio en el buque duró dos días; los servicios de rescate no pudieron acercarse a la nave debido al inmenso calor.

Una investigación realizada por IndustriALL Global Union también ha encontrado que los familiares de los muertos están sufriendo.

Sanaullah, que tenía 18 años, hijo de Muhammad Hassan, murió quemado en el incendio del buque petrolero. Como trabajador del astillero de desguace de Gadani, Sanaullah sustentaba a una familia de ocho personas.

"Sanaullah era el único sostén de la familia; tras su muerte estamos indignados porque el gobierno no está haciendo nada para investigar el asunto y tampoco nos proporciona ninguna ayuda", dijo Muhammad Hassan.

"He quedado asolada por la muerte de mi hijo", dijo la madre de Sanaullah, Azeema Hassan. "Lo mandé a trabajar, no a morir. Debería haber una investigación y los responsables del incendio deberían ser castigados".

Al visitar el lugar de la tragedia, ocurrida el 1o de noviembre, el Ministro Federal de Puertos y Navegación, Hasil Khan Bizenjo, prometió ayudar y apoyar a las víctimas.

Según el sindicato afiliado a IndustriALL, NTUF, que representa a los trabajadores de Gadani, el gobierno ha informado que otorgará compensación de 1,5 millones de PKR (US$14.000) por los trabajadores fallecidos y 100.000 PKR (US$950) por los trabajadores lesionados. Sin embargo, el sindicato rechazó esta oferta, exigiendo 3 millones de PKR (US$28.000) por los fallecidos y PKR 0,5 millones (US$4.700) por trabajadores lesionados.

Mientras tanto, la empresa de desguace y el propietario del buque, que en última instancia es responsable de la seguridad de los trabajadores, no han ofrecido nada. Los funcionarios de impuestos de Pakistán estiman que cada buque que se recicla crea un ingreso promedio de US$ 4,5 millones. Pakistán tiene la mayor industria de desguace de barcos del mundo después de China y Turquía.

El gobierno cerró el astillero después de la explosión. Unos 12.000 trabajadores laboraban en el astillero, todos sin registro oficial. Ellos también están sufriendo por estar sin trabajo.

Por su parte, el Secretario General de la NTUF, Nasir Mansoor, dijo: "Ya es hora para que el gobierno reconozca la necesidad de aplicar normas de seguridad y salud en los astilleros. Es muy importante inscribir a los trabajadores en los institutos de seguridad social y de beneficios para ancianos, y permitir la sindicalización y el derecho a elegir democráticamente al representante en la negociación colectiva. El gobierno debe retirar inmediatamente la orden de suspender el desmantelamiento de los buques y legislar sobre un código de desguace de buques, en consultación con los representantes de los trabajadores, y en conformidad con el Convenio de Hong Kong para el reciclaje seguro y ambientalmente racional de los buques y las directrices de la OIT para Asia meridional”.