Completan primera serie de informes independientes y transparentes de inspección de fábricas en Bangladesh

10.03.2014

El Acuerdo de Bangladesh ha publicado los primeros informes detallados sobre los resultados de las inspecciones de fábricas en Bangladesh. Estos informes recogen detalles de las actuales normas de seguridad de construcción en las primeras fábricas de prendas de vestir que se han revisado, y señalan las medidas que se deben tomar para mejorar estas normas.

El Acuerdo sobre Seguridad en la Construcción de Edificios y de Instalaciones de Sistemas contra Incendios en Bangladesh fue firmado el 13 de mayo de 2013, después del derrumbe de la fábrica de Rana Plaza el 24 de abril de 2013, que arrojó la muerte de 1.133 trabajadores y trabajadoras.

El Acuerdo de Bangladesh es un importante proyecto cuya finalidad es procurar que la industria de la confección sea segura y sostenible. Las marcas y detallistas que firmaron el señalado Acuerdo han dado a conocer todas las fábricas donde compran sus productos en Bangladesh. Las empresas signatarias han acordado que se realicen inspecciones independientes de la estructura de los edificios, y de los sistemas eléctricos y de prevención de incendios, y que se pongan en práctica las medidas que puedan mejorar la seguridad que sean identificadas en las inspecciones.

Los informes señalan una serie de problemas que deben ser abordados, y también apuntan las medidas que se deben tomar para resolverlos, algunas de las cuales ya están en marcha. Los informes no ponen de manifiesto ningún problema de tanta magnitud como aquellos que causaron el derrumbe del edificio Rana Plaza en abril de 2013. Entre los problemas que se han identificado figuran los siguientes: que es necesario reducir la carga de peso que se produce en ciertas áreas de las fábricas debido al traslado de materiales, existencias o productos; la necesidad de contar con mejor apoyo y envoltura de cables eléctricos; también se indica que se debería mejorar los procedimientos de mantenimiento respecto a elementos como circuitos eléctricos, por ejemplo, que se mantengan limpios y sin polvo.

Jyrki Raina, Secretario General de IndustriALL Global Union, dice que una clave del éxito es la transparencia:

Los informes de inspección se caracterizan por tener un nivel de detalle sin precedentes, estableciendo una nueva norma de transparencia y credibilidad. Los informes identifican las medidas que se deben tomar en forma regular para que la industria de la confección de Bangladesh labore bajo procedimientos seguros y sostenibles.

Por otra parte, Alke Boessiger, Directora de la Sección Comercial de UNI, y miembro del Comité Directivo del Acuerdo de Bangladesh dijo: "La publicación de los primeros informes de inspección pone de manifiesto el compromiso inquebrantable del Acuerdo de Bangladesh con la transparencia, demostrando con ello el gran progreso que hemos alcanzado en menos de un año.

"Hace once meses atrás, UNI e IndustriALL llamaron a las marcas para que firmaran un acuerdo que mejorara la seguridad y sostenibilidad del sector de la confección de Bangladesh. Desde entonces hasta ahora, hemos logrado el compromiso de más de 150 marcas, estableciendo un sistema completo de administración, contratando al personal necesario, y comenzando a inspeccionar las fábricas.

"Los informes detallados que se han publicado hoy están diseñados para ayudar tanto a los propietarios como a los trabajadores. Estos informes son los primeros de este tipo, destinados a mejorar la capacidad de los trabajadores para que se les informe sobre la seguridad en su lugar de trabajo".

El presente Acuerdo sobre Seguridad en la Construcción de Edificios y de Instalaciones de Sistemas contra Incendios en Bangladesh es un acuerdo legalmente vinculante con IndustriALL Global Union y UNI Global Union. Fue firmado por más de 150  marcas internacionales y minoristas de 20 países de Europa, Norteamérica, Asia y Australia. Entre las ONG internacionales testigos del Acuerdo figuran la Clean Clothes Campaign, y el Consorcio de Derechos de los Trabajadores. La Organización Internacional del Trabajo (OIT) tiene la función de presidente independiente del Acuerdo.