Jump to main content
IndustriALL logotype

Crece con fuerza el sindicato del textil y de la confección en Túnez

6 December, 2016Una campaña de sindicalización respaldada por IndustriALL Global Union en el sector del textil y confección en el Medio Oriente y Norte de África ha logrado importantes avances: muchos sindicatos informan que han registrado un importante aumento del número de miembros afiliados.

Gracias al programa de sindicalización, en sólo un año los sindicatos de Túnez y otros países han crecido de manera impresionante. Los principales países que suministran textiles y prendas de vestir en esa región son Egipto, Jordania, Túnez, Marruecos y Argelia. En estos países se lanzaron campañas de sindicalización, con objetivos concretos, utilizando instrumentos internacionales como los Acuerdos Marco Globales para ejercer presión al respecto. IndustriALL realizó un mapeo completo del sector antes de iniciar la campaña.

En Túnez, la campaña de organización sindical se inició en diciembre de 2015, apoyando al sindicato afiliado la Fédération Générale du Textile, de l'Habillement, Chaussure y Cuir (FGTHCC-UGTT). Incluía capacitación, visitas a fábricas y zonas industriales, movilización de mujeres y jóvenes, producción de material y realización de una encuesta.

El sector del textil y confección es una de las principales industrias de Túnez, empleando a unos 176.000 trabajadores y trabajadoras. En 2014 las exportaciones de este sector alcanzaron más de US$2,7 mil millones. El 80% de las exportaciones se destina a la UE; esta cifra potencialmente puede aumentar, ya que Túnez y la UE están realizando negociaciones sobre un acuerdo de libre comercio.

Túnez fabrica productos para grandes marcas como H&M, Zara, Calvin Klein, Benetton y GAP. A pesar del tamaño e importancia del sector, sufre de políticas caracterizadas por la poca inversión, con bajo valor agregado, y la producción se efectúa en pequeñas unidades. Hay muy poca capacitación formal. Los salarios son bajos, con un promedio de unos US$200 por mes, que apenas supera el salario mínimo.

El 80% de la fuerza de trabajo son mujeres, muchas de ellas jóvenes. Suelen tener contratos a corto plazo de pocos meses, y el personal cambia frecuentemente. Hay un alto índice de trabajo informal y precario, los trabajos no son seguros, y se utilizan despidos como medida para controlar y sancionar a la fuerza de trabajo.

La campaña estuvo dirigida especialmente a la movilización de mujeres y jóvenes, centrándose en la seguridad de empleo, los salarios y la formación profesional. En Túnez, Hammamet y Mahdia se realizaron sesiones de capacitación para activistas dedicados a la sindicalización. Dirigentes sindicales capacitados visitaron lugares de trabajo y zonas industriales, donde lograron la afiliación sindical de muchos trabajadores/as.

Habib Hazmi, Secretario General de la FGTHCC-UGTT, señaló:

“Gracias a esta campaña, el número de miembros afiliados ha aumentado en un 7% en el último año. Lo más importante es que esta campaña no se ha limitado a la afiliación de nuevos miembros: ha brindado nuevas habilidades a los activistas, reactivando la labor del sindicato mediante reuniones periódicas, coordinación, comunicación, acciones solidarias e informes.

“La campaña también ha producido un compromiso más amplio en los debates sobre el futuro del sector, sus implicaciones para el lugar de trabajo y las estrategias sindicales para la ronda actual de negociaciones sectoriales”.

Por su parte, Houcine Abbasi, Secretario General de la central sindical UGTT, uno de los ganadores del Premio Nobel de la Paz 2015, asistió a la sesión que se llevó a cabo en Hammamet, diciendo lo siguiente:

“Las corporaciones transnacionales centran su atención en los beneficios económicos e ignoran el aspecto social. Consideran que los sindicatos son cuerpos externos y luchan contra ellos.

“La sindicalización en el sector privado es baja y los acuerdos sectoriales no abarcan a aquellas pequeñas empresas que emplean a menos de 20 personas.

“Es importante la cooperación de los sindicatos a nivel local y mundial. Al ampliar nuestra organización se protegen nuestros derechos y los avances que hemos logrado. La sindicalización es una cuestión existencial”.

En otros países de la región se ha logrado avances semejantes: muchos sindicatos han informado que ha aumentado significativamente su influencia y el número de afiliados, a pesar de la represión.

Por otro lado, Kemal Özkan, Secretario General Adjunto de IndustriALL, señaló:

“La meta estratégica de IndustriALL es crear sindicatos fuertes. En la conferencia regional del año pasado sobre sindicalización, decidimos centrar la atención en el sector textil y de confección.

“Tras un año de trabajo de sindicalización, se ha conseguido que nuestros sindicatos hayan crecido en cuanto al número de miembros afiliados y fuerza. Éste es un trabajo excelente, y seguiremos apoyando a nuestros sindicatos afiliados para extender su poder e influencia”.