Gran coalición sindical contra las políticas represivas de Ansell

13.07.2015

Una coalición sindical, cada vez más extensa, exige que Ansell cumpla con su lema "Ansell protege".

Ansell, con casa matriz en Australia y EE.UU., fabrica guantes y equipos profilácticos y preservativos.

“Ansell afirma que es líder mundial en soluciones profilácticas. Esto es una amarga ironía en vista del daño que inflige a los trabajadores en todo el mundo”, declaró Fernando Lopes, Secretario General Adjunto de IndustriALL.

En la actualidad, Ansell está librando una guerra de desgaste en los tribunales de Sri Lanka contra trescientos trabajadores, principalmente mujeres pobres, despedidos por la empresa por haber declarado la huelga en una de sus fábricas de guantes de protección.

Por su parte, Michele O’Neil, Secretaria Nacional de TCFUA, señaló lo siguiente: “Los trabajadores despedidos y sus familias están sufriendo graves problemas financieros y emocionales. Muchos tienen problemas para encontrar otros puestos de trabajo y creen que los han colocado en listas negras. Ya se han muerto dos de ellos, sin alcanzar justicia”.

Sobre este delicado asunto, se refirió Tony Maher, Presidente Nacional de la CFMEU: “Rechazamos los guantes sucios de Ansell, mancillados por sus graves antecedentes de abusos laborales”.

En Sri Lanka, Ansell despidió a los trabajadores en masa, como una de varias etapas del ataque que tiene montado contra la seccional sindical local de FTZGSEU, la cual ha reemplazado con un sindicato patronal que tiene “representantes del personal” nombrados por la administración de la empresa.

Ansell aplicó tácticas semejantes en Malasia. Decidió despedir a diez dirigentes del sindicato NUECMRP tras haberse montado un piquete de protesta en el que participaron cientos de trabajadores de Ansell en Malasia. Ahora está dilatando el caso en los tribunales para combatir el intento de los trabajadores de alcanzar justicia.

Recientemente Ansell llevó sus prácticas perjudiciales a Brasil. Adquirió la empresa Hércules Equipamentos de Protecao, donde había habido relaciones positivas entre la empresa y el sindicato CNTV-CUT.

Esas armoniosas relaciones industriales cambiaron cuando llegó Ansell. Ansell trató de socavar el convenio colectivo en la planta, a lo cual los trabajadores han respondido con una serie de huelgas.

“Exigimos que Ansell deje de perjudicar a los trabajadores y en su lugar le pedimos que trabaje de buena fe con los representantes libremente elegidos de esos trabajadores”, así se expresó sobre este asunto Edgar Romney, Secretario Tesorero de Workers United, afiliado del Sindicato Internacional de Empleados de Servicios. “Nuestra coalición no descansará hasta que Ansell cumpla con su lema”.