Jump to main content
IndustriALL logotype

Por defender los derechos laborales demandan a dirigente del sindicato bielorruso REPAM

21 March, 2017El Presidente del Sindicato de Trabajadores de la Radio y Electrónica de Bielorrusia (REPAM), organización afiliada a IndustriALL Global Union, y miembro suplente del Comité Ejecutivo de la región europea de IndustriALL, Gennady Fedynich, ha sido declarado culpable y multado con US$ 640 por haber participado en una manifestación masiva supuestamente ilegal, al haberse unido a las protestas contra el decreto presidencial sobre dependencia social.

En efecto, el pasado 17 de marzo, el señalado dirigente del sindicato REPAM fue juzgado en la corte de Minsk. Le acusaron de haber participado en una “Marcha de bielorrusos iracundos” el 17 de febrero en Minsk y de haber violado repetidas veces la ley “sobre eventos de masas”. En la audiencia de la corte, el dirigente sindical dijo que no podía hacer otra cosa. Su sindicato ha recogido 45.000 firmas pidiendo que se derogue el decreto núm. 3 "Sobre la prevención de la dependencia social". Según este decreto, los ciudadanos de Bielorrusia que no trabajan por más de seis meses deben pagar un impuesto de US$240. Los desempleados que pidieron ayuda del sindicato participaron en la manifestación, y el dirigente consideró que era imprescindible su presencia en la protesta.

Gennady Fedynich comentó:

“Declaré en la corte que aunque las autoridades encarcelen a todos los opositores, la gente seguirá protestando. Sólo el gobierno es culpable de que haya más manifestaciones. Ahora no sólo el decreto será el tema en cuestión, sino que también las reivindicaciones socioeconómicas e incluso políticas”.

Según este dirigente sindical, la audiencia se llevó a cabo de manera democrática. Todas las partes pudieron expresar su posición, y no se interrumpió a nadie. Pero al final, la corte halló a Gennady Fedynich culpable y le multó US$ 640.

El mismo día 17 de marzo, el tribunal enjuició al inspector legal de REPAM, Leonid Sudalenko, quien recibió una amonestación de advertencia. El activista sindical Andrej Strizhak fue condenado a 10 días de arresto administrativo.

Hasta la fecha, más de 20 activistas del sindicato han sido objeto de represalias por haber participado en la protesta pacífica contra el decreto núm. 3. Fueron detenidos por períodos de 2 a 15 días y también recibieron multas por un monto total de más de US$ 3.000.

Muchos activistas se quejaron de que durante la detención policías vestidos de civil habían utilizado fuerza física injustificada y gas lacrimógeno.

El Presidente de Bielorrusia, Alexander Lukashenko, exigió que el gobierno busque trabajos para todos los desempleados antes del 1 de mayo. Puede que se mande a los ciudadanos del país a realizar servicios comunitarios, como por ejemplo la plantación de bosques. Estos trabajos son mal pagados y no toman en cuenta la experiencia ni el nivel de educación de los trabajadores/as.

A pesar de toda la intimidación de parte de las autoridades, los sindicalistas están preparando nuevas manifestaciones de protesta contra el injusto decreto: para el 25 de marzo (Día de la Libertad) en Minsk; el 26 de marzo en las ciudades regionales; y el 26 de abril como parte de una manifestación anual de la oposición para recordar el desastre de Chernóbil.