Tamaz Dolaberidze, presidente del TUMMCIWG

Tamaz Dolaberidze, presidente del TUMMCIWG

Tamaz Dolaberidze, presidente del TUMMCIWG

Los trabajadores georgianos exigen más seguridad en el trabajo

28.02.2018

Según las estadísticas oficiales, desde 2010 ha habido en Georgia 1.300 muertes y lesiones en el trabajo. Los trabajadores, incluidos miembros del afiliado a la IndustriALL el Sindicato de Trabajadores de la Metalurgia, la Minería y la Industria Química de Georgia (TUMMCIWG), protestaron en Georgia y exigieron condiciones de trabajo más seguras.

Unos 2.000 trabajadores de diferentes partes de Georgia marcharon el 23 de febrero a lo largo de la avenida central de Tbilisi con pancartas y eslóganes como “Soy un trabajador que no ha muerto todavía. Queremos trabajo seguro.” La protesta continuó ante el edificio del Parlamento contra la nueva ley “Sobre seguridad en el trabajo”, que debe entrar en vigor el 1 de enero de 2019.

Desde la abolición de la inspección del trabajo en 2006 por el Gobierno georgiano, los trabajadores están expuestos a elevados niveles de riesgo en el trabajo. De acuerdo con las estadísticas del Ministerio del Interior, 359 trabajadores han muerto y otros 947 han resultado heridos en los últimos 11 años, en un país con una población de 3,7 millones. Estas aterradoras cifras son probablemente más bajas que las reales, según los sindicatos georgianos.

El proyecto de ley del trabajo sometido al Parlamento en febrero de 2018 prevé normas de seguridad más estrictas, pero sólo aplicables a lugares de trabajo con condiciones particularmente peligrosas. Además, limita el acceso de los inspectores de trabajo a las empresas, dándoles el derecho a realizar inspecciones programas sólo una vez al año. En caso de control no programado, los expertos tendrán que apelar a los tribunales, lo que requiere más tiempo e impide una respuesta inmediata a las violaciones. Según el TUMMCIWG, las bajas sanciones económicas no corresponden a la gravedad de las violaciones, y no tendrán ningún efecto.

Los participantes en la última acción pidieron al Gobierno que adopte un proyecto de ley del trabajo preparado por la Confederación de Sindicatos de Georgia.

En el pasado, los sindicatos llevaron a cabo una serie de manifestaciones de protesta masivas para llamar la atención del público sobre el deficiente historial de salud y seguridad del país. La última protesta tuvo lugar en mayo de 2017.

La IndustriALL Global Union pide a los afiliados que apoyen la campaña de LabourStart lanzada por los sindicatos georgianos y se unan a sus demandas para para que se promulgue una legislación verdaderamente eficaz de inspección del trabajo conforme a las normas internacionales del trabajo.

Tamaz Dolaberidze, presidente del TUMMCIWG, declaró:

“El Gobierno no ha considerado las recomendaciones de los sindicatos. La ley “Sobre seguridad en el trabajo” y la inspección del trabajo, si se adoptada sobre esta base, no mejorará la difícil situación de la salud y la seguridad. Los sindicatos georgianos piensan luchar hasta que se logre mejorar la ley.”